Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Los profesionales del cine señalan que el futuro de la industria pasa por hacer más películas para televisión

Cadenas de Francia y EE UU aprovechan la pequeña pantalla para promocionar sus filmes

Productores, actores y directores abordaron ayer en el Festival de Málaga de Cine Español el reciente desarrollo en España de las películas para TV, una fórmula bien explotada en otros países europeos y en EE UU y que, sin embargo, no acaba de despegar en España. La falta de apoyo económico o las dificultades para su realización fueron algunas de las causas que los cineastas señalaron como causantes del poco arraigo que este producto ha encontrado en el mercado televisivo nacional, pese al considerable éxito de audiencia de algunas cintas como Padre Coraje.

Tv-movies: Otra forma de hacer cine fue el tema de la mesa redonda en la que participaron los actores Juan Diego (Los Santos Inocentes y Padre Coraje) y Álex Angulo (El día de la bestia y Periodistas), productores como Pedro Costa (La Buena Estrella), Jaime Santacana (El tránsfuga) y los directores Jesús Font (El tránsfuga) y Eduard Cortés (La caverna), debate que fue moderado por Javier Angulo, director de Cinemanía. Todos los participantes apuntaron que una de las vías más factibles para superar la situación de crisis que atraviesa la industria cinematográfica española pasa por explotar mejor el filón que pueden llegar a ser las películas para televisión, como demuestran los resultados que estos productos dan en Francia o EE UU. "La salida que ahora tiene la industria para sortear la crisis es que de las 110 películas que se hacen al año, al menos 50 se conviertan en Tv-movies", señaló Pedro Costa, uno de los pioneros del género en España con El crimen del capitán Sánchez (1991). Costa abogó porque en España se adopten las fórmulas francesas o norteamericanas, en las que estos productos no sólo se centran "en dramas sociales", si no que abarcan otros géneros, incluida la comedia.

Por su parte, el productor Jaime Santacana, responsable de Prodigius Audiovisual, compañía pionera en la producción de este tipo de filmes, acudió a los datos para mostrar lo deficitario que es aún el mercado de este tipo de producto. En 2003, se produjeron 36 películas para televisión en España, la mayoría de ellas para la televisión autonómica catalana TV3 (22), seguida de la FORTA (seis), que agrupa al resto de canales autonómicos, y de las generalistas Tele 5 y Antena 3, ambas con cuatro. Santacana alabó el compromiso de TV3 con la producción de estos productos, ya que ha seguido el ejemplo francés y ha reservado un día a la semana para ofrecer una película de este tipo en horario de máxima audiencia.

Santacana se refirió además al poco apoyo que encuentran los productores a la hora de llevar a cabo sus proyectos, resaltando de nuevo el modelo que se da en Catalunya. "Una Tv-movies puede tener un presupuesto medio de 700.000 o 800.000 euros. En Catalunya, el 25% del total lo aporta TV3, un 20% más la propia Generalitat y el 55% restante hay que buscarlo por ahí", indicó el productor, que apuntó la necesidad de que las instituciones y las propias cadenas de televisión se impliquen más en su financiación. "Otra fórmula es la venta internacional, pero apenas si está explotada", explicó Santacana, que ha vendido a China su última producción, Mónica, protagonizada por Antonio Resines y Ana Fernández. "Vamos a tener una audiencia de 1.200 millones de personas. ¡Vamos, ni los telediarios de Urdaci en sus mejores tiempos", bromeó.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 28 de abril de 2004