Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La familia de los niños ahogados denunciará al dueño de la charca

Navalmoral de la Mata

La familia de los tres hermanos que murieron ahogados el pasado día 11 en Navalmoral de la Mata (Cáceres) tras caer a una charca emprenderá acciones judiciales contra los responsables de que el lugar no estuviera vallado.

Antonio Jiménez, tío de los niños fallecidos, de 5, 10 y 12 años, declaró ayer que llegarán "al máximo por la vía judicial porque la tragedia podría haberse evitado si el dueño de la finca hubiera atendido las peticiones" que la propia familia le hizo "en muchas ocasiones para que se vallara la zona".

Tanto Jiménez como el abuelo de los niños alertaron ayer, una vez más, del peligro que supone la charca: "Es un pozo ciego donde cubre tres, cuatro, cinco metros y, además, hay un sobrepozo por debajo de otros dos o tres metros".

La familia ha querido agradecer el apoyo de la población de Navalmoral de la Mata y de las localidades cercanas, y ha pedido disculpas por los incidentes ocurridos durante el funeral, cuando se increpó a algunos miembros de los medios de comunicación. "Queremos agradecer el trabajo de la Guardia Civil, la policía y los medios de comunicación, y la solidaridad de un buen número de responsables políticos".

Jiménez explicó que durante el entierro se habían producido momentos de mucha tensión: "Quiero disculparme con muchas cadenas por los nervios que teníamos. Al ver tantas cámaras se pone uno muy nervioso. Quiero pedir perdón a todos".

Evolución favorable

El tío de los fallecidos, que acudió en su ayuda cuando fue alertado sobre el accidente, sólo pudo sacar con vida al primo de éstos, de 6 años, que actualmente se encuentra ingresado en el Hospital Campo Arañuelo. Según el último parte médico de la Unidad de Pediatría, el pequeño evoluciona favorablemente y sus constantes se mantienen "en límites normales". Jiménez aseguró ayer que cada vez que le mira se emociona mucho "porque él está aquí y los otros no; y eso es muy duro".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 14 de abril de 2004