Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
LA OFENSIVA TERRORISTA | La investigación de los atentados del 11-M

Detenidos en Málaga tres marroquíes relacionados con los presuntos autores de la masacre de Madrid

La policía detuvo la tarde del lunes en la provincia de Málaga a tres ciudadanos marroquíes supuestamente relacionados con alguno de los miembros del comando del 11-M, probablemente a través del hachís que sirvió para financiar los explosivos con los que se perpetraron los atentados. El subdelegado del Gobierno en la provincia, Carlos Rubio, afirmó que uno de los presuntos autores materiales de los atentados "al parecer estuvo alojado días antes en alguno de los pisos" en los que residen los detenidos, pero no precisó más datos.

Rubio informó de que las detenciones se produjeron por indicación de la Comisaría General de Información de la policía y que los detenidos fueron trasladados en la mañana de ayer en avión a Madrid para que fueran interrogados por el juez Juan del Olmo. Dos de los detenidos son Abdelghafour Abderrazzak y Mohamed El Barrouchi. El primero de ellos fue arrestado en Monda, localidad del interior de unos 2.000 habitantes, donde residía en un piso alquilado junto a otras dos personas. La policía registró a mediodía de ayer la vivienda. El propietario de un bar próximo del que eran clientes habituales aseguró que Abderrazzak tenía un comportamiento cordial y nada extraño y que es muy aficionado al fútbol.

El tercer arrestado residía con su esposa en un piso en la calle Goya de Málaga, en la popular barriada de Huelin, donde, al igual que en Monda, algunos vecinos aseguraron que mantenían un comportamiento "normal", informa Europa Press. La esposa, de nombre Fátima y natural de Tánger, negó que su marido tuviera nada que ver con los atentados del 11-M. Aseguró que su marido residía en España desde hace cuatro años, el primero de ellos en Madrid, y que ella se trasladó desde Marruecos hace tres meses cuando consiguió la autorización para el reagrupamiento familiar.

La tercera detención se practicó en Coín, localidad próxima a Monda, donde también se han practicado registros policiales. La Guardia Civil investiga un intento de robo de explosivos en una cantera de Coín y ha requerido a la empresa de seguridad que la vigila un vídeo para identificar a las dos personas implicadas, aunque sin precisar si existe relación entre este caso y las detenciones.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 14 de abril de 2004