Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Zaplana abandonará la presidencia del PP valenciano el 20 de abril

Francisco Camps aspirará al cargo

El portavoz del Grupo Parlamentario Popular en el Congreso de los Diputados, Eduardo Zaplana, abandonará la presidencia del PP en la Comunidad Valenciana en el comité de dirección regional convocado para el próximo 20 de abril. El ministro de Trabajo y portavoz del Gobierno en funciones ha hecho pública su decisión apenas dos semanas después de que el secretario general del PP, Mariano Rajoy, anunciara en una reunión de la dirección que no quería a nadie en más de un puesto, con la única excepción de Javier Arenas, que acumulará a la vicesecretaría del PP la de presidente de los populares en Andalucía.

La designación de Zaplana como portavoz del grupo parlamentario hacía incompatible su continuidad como presidente del partido en la Comunidad Valenciana, cargo que desempeña desde 1993 y renovó en 2002. El anuncio de Rajoy se interpretó en las filas del PP valenciano como una posible salida al pulso que Zaplana sostiene con el presidente de la Generalitat valenciana y segundo del partido, Francisco Camps, por el control de la formación regional. Éste ha manifestado su intención de sustituir a Zaplana en la presidencia.

El ministro de Trabajo en funciones recordó ayer que abandona la dirección del partido después que el PP se haya consolidado en las pasadas elecciones como la primera fuerza política valenciana en número de votos, de ahí que asegure que su renuncia a la presidencia "no me desvincula para nada, por supuesto, del trabajo que tenemos que seguir haciendo desde el PP valenciano". Zaplana acaba su misiva pidiendo "el mismo grado de cohesión y entrega que en estos últimos años".

Fuentes del PP cercanas a Camps se preguntaban ayer si Rajoy asistirá a la junta regional del partido del día 20 como hizo en Andalucía cuando Arenas sustituyó a Teófila Martínez en la presidencia del PP andaluz. La ausencia del secretario general del PP en este acto se entendería como que Zaplana dispone de manos libres para mantener el control del PP valenciano.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 14 de abril de 2004