Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Muere una mujer al incendiarse una churrería ambulante en Igualada

Una joven de 32 años falleció ayer al producirse un incendio, por causas aún por determinar, en una churrería ambulante situada en el aparcamiento exterior del mercado municipal de Igualada (Barcelona). Varios vecinos explicaron que la mujer, cuya identidad no fue difundida, no pudo salir del habitáculo debido a que se lo impedía un vehículo estacionado justo delante de la puerta, por lo que quedó bloqueada.

El incendio se declaró poco antes de las 9.00 horas y fue sofocado por la polícía local y una dotación de los bomberos, que abrieron un boquete en una de las paredes de la churrería para poder apagar el incendio. El fuego provenía del aceite hirviendo donde se elaboran los churros en el establecimiento.

Mientras esperaban la inminente llegada del propietario del establecimiento, un vecino alertó a los efectivos policiales de que había visto entrar a una joven en la churrería poco antes de declararse el incendio. Sin embargo, el propietario dijo que no sabía que hubiese nadie dentro. Los bomberos procedieron a derribar la puerta del local, hallando en un rincón el cuerpo sin vida de la joven. Según algunos testigos, la joven fallecida hacía sólo dos semanas que había empezado a trabajar en la churrería ambulante y su madre trabaja en una tienda de animales justo enfrente.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Domingo, 11 de abril de 2004