Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Necrológica:

John Taras, bailarín y coreógrafo

El ex bailarín y coreógrafo John Taras murió el pasado 2 de abril en su casa de Nueva York. Había nacido en esa misma ciudad el 18 de abril de 1919 de padres ucranios, comenzó a bailar en público a los 9 años en un conjunto de bailarines folclóricos que dirigía el maestro Avramenko. A los 13 años, ya era un niño actor bailarín conocido en el ámbito del teatro universitario, y allí empezó a componer pequeños bailes para intercalar en las comedias de repertorio.

Siempre declaró que descubrió el ballet gracias a un libro sobre Nijinski, y a una edad tardía, los 17 años, comenzó a entrenarse en la barra en el estudio que Mijaíl Fokin tenía abierto en Nueva York, y con Fokin se embarcó en su primera gira por provincias como bailarín clásico en una versión de Fausto. En esta época estudió también con Anatol Vilzak, Ludmila Schollar y en la Scholl of American Ballet. En 1940 toma su primer contacto con George Balanchine, de quien se convertirá en discípulo predilecto, y en el germen de lo que sería el New York City Ballet, el Caravan. Su actividad profesional toma otro rumbo al integrarse en el American Ballet Theatre como bailarín y ensayador de las creaciones de Anthony Tudor y David Lichine, para inmediatamente iniciarse como coreógrafo con Graziana (1945), bailada por Nora Kaye, Alicia Alonso y André Eglevski. En 1946 creó para Alicia Markova Camille, basado en La dama de las camelias, en la compañía Original Ballets Russes y estrenado en el Metropolitan Opera House. En 1947 viene a Europa invitado por el Colonel de Basil. Bailó en esta etapa en Covent Garden, de Londres, y el Palais de Chaillorm, de París. De regreso a Estados Unidos, compuso Persephone (1948) para el Ballet de San Francisco y su gran creación, Designs with strings, para el Metropolitan Ballet (con el que cosechó un gran éxito en el festival de Edimburgo siguiendo las trazas del neoclasicismo balanchiniano). Estuvo varios años con la compañía del Marqués de Cuevas como maestro y coreógrafo, donde produjo entre otras obras Tarsiana (1951) y Piège de lumière (música de Damase, 1952). Luego estuvo vinculado al festival de Aix-en-Provence (Francia) y trabajó en la Opera de Copenhague en Amsterdam y en Montecarlo, donde creó Suite new-yorkaise en 1956, el mismo año en que crea Fanfare for a Prince, con ocasión de las bodas entre Raniero de Mónaco y Grace Kelly.

Taras fue maestro del New York City Ballet (NYCB) desde 1959, y se mantuvo asociado a la compañía casi toda su vida, siendo el asistente de Balanchine desde esa fecha hasta 1982. En 1966 creó para el NYCB una versión de Jeux, inspirada por el original de Nijinski. Sus obras de las décadas de los sesenta y los setenta están vinculadas a Stravinski (Ebony concerto, Arcade, Danses concertantes y La consagración de la primavera, ésta creada en Milán en 1972). Una de sus últimas grandes coreografías fue Souvenir de Florencia, sobre la pieza para cuerdas de Chaikovski. También fue un reputado remontador de las obras de Balanchine.-

* Este artículo apareció en la edición impresa del Domingo, 11 de abril de 2004