Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
LA OFENSIVA TERRORISTA | Las víctimas

La Conferencia Islámica Europea condena los atentados

La Conferencia Islámica Europea ha condenado los atentados de Madrid. La Conferencia elaborará un manifiesto de rechazo a los actos terroristas que se cometen en nombre del islam, según explicó ayer el secretario general de la Comisión Islámica Española, Mansur Escudero, quien explicó que el objetivo es "dejar claro que quienes cometen estos atentados no representan al islam ni son musulmanes, sino que son manipulados o pertenecen a otros intereses concretos".

Escudero puso de manifiesto su "indignación" y "condena absoluta". "Los actos de estos terroristas", añadió, "dan un mensaje totalmente contrario al que recoge el Corán, que rechaza el suicidio y el terrorismo. En el fondo, lo que pretenden es crear un clima de hostilidad para la población musulmana". Según Escudero, "el lenguaje de los comunicados terroristas no es propio de musulmanes, sino de alguien que no conoce bien el islam y que lo utiliza para crear un clima de enfrentamiento".

En cuanto a la posibilidad de que se produzca un brote xenófobo contra la comunidad musulmana, Escudero indicó que "es posible que a nivel individual haya alguna actitud racista, aunque todo depende de que el Gobierno adopte medidas para que no ocurra".

Por su parte, el presidente de la Unión de Comunidades Islámicas de España (Ucide), Ryay Tatary, dijo ayer a Europa Press que no es verdad que exista radicalización entre las personas que profesan el islam en España. "Me sorprende la postura de algunos medios de comunicación, que tratan de asociar actos delictivos con las mezquitas. Estos centros no sirven para radicalizar a nadie sino todo lo contrario", recalcó.

"No hay radicalización"

Tatary indicó también que ha trasladado a las autoridades españolas la necesidad de no relacionar los actos terroristas con el islam. "Los musulmanes valoran muy positivamente la actitud que está manteniendo el pueblo español", añadió, y subrayó que no conocía a los terroristas que se suicidaron en la madrileña localidad de Leganés. Tatary aseguró que éstos no frecuentaban la mezquita de Tetuán, en Madrid, de la que él es responsable.

Otros líderes religiosos musulmanes en España se han manifestado en sentido similar. El presidente de la Comunidad Musulmana de Sevilla Al Hidaya, Hassan Idriffi, expresó su deseo de que los atentados del 11-M "no ensombrezcan la buena relación" que mantienen sus asociados con la sociedad sevillana.

La Comunidad Islámica de Fuengirola calificó los atentados de "acto de cobardía", y su portavoz, Brahim Bahedda, manifestó que el terrorismo "no es islámico, no tiene nacionalidad, ni ideología ni religión; es un acto abominable que cualquier ser humano rechaza". "No se puede meter a toda una cultura de paz en este asunto", añadió.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 6 de abril de 2004