Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Iñaki Cerrajería sigue reflexionando sobre la pintura desde la abstracción

'Economías del deseo' son seis grandes composiciones de óleos y fotografías

Después de casi cuatro años sin afrontar una exposición individual, Iñaki Cerrajería (Vitoria, 1957) ha elegido la galería Trayecto de Vitoria (Ramiro de Maeztu, 10) para ofrecer Economías del deseo, una nueva aportación dentro de su reflexión sobre la posición del artista ante la práctica de la pintura. En esta ocasión, ofrece seis grandes composiciones de óleos que trabaja desde la abstracción junto a imágenes fotográficas desenfocadas.

El pintor y dibujante mantiene viva la duda necesaria con la que cada artista afronta su trabajo. No hay acomodo, ni peligrosa autosuficiencia, porque Iñaki Cerrajería se sigue interrogando por su actividad, desde su relación con el mercado hasta el simple enfrentamiento ante el lienzo en blanco.

Economías del deseo resume todas esas preguntas en unas grandes composiciones, como si fueran mosaicos formados por cuatro o cinco grandes lienzos acompañados de fotografías borrosas del taller del artista. Estas imágenes, tomadas mientras pintaba los cuadros, son casi más pictóricas que los propios óleos, con el uso de las referencias más clásicas como el claroscuro, la perspectiva, los matices o los primeros planos.

"Aunque parezca que hay una ruptura con lo anterior, mi trabajo evoluciona coherentemente, ya que siempre se mantiene la discusión entre la economía y el deseo, como refleja el título de la exposición", comenta Cerrajería. En esta ocasión, las economías hacen referencia a la necesidad de pintar desde lo básico: pocos colores, pocos instrumentos. "El método condiciona el resultado final, y así se refleja en cada composición, realizada con los mismos materiales", explica el pintor alavés.

Y el deseo hay que rastrearlo en la voluntad constante por seguir trabajando en la pintura y la fotografía, "las dos disciplinas artísticas que más me interesan", dice. El deseo también se relaciona con la capacidad continua de asumir nuevas influencias. "La última anécdota sobre esto me sucedió en la pasada edición de Arco, cuando ya estaba a punto de entregar esta exposición. Volví a Vitoria lleno de incertidumbres, después de lo que había visto allí, de cómo se enfrentaban a su trabajo otros artistas que se plantean la creación desde presupuestos parecidos a los míos", recuerda Cerrajería, que cuenta con obra en las principales instituciones vascas.

La exposición Economías del deseo permanecerá en la galería Trayecto hasta el próximo 15 de mayo.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 1 de abril de 2004