Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Chevron y Sasol invertirán 6.000 millones de dólares en Qatar

Un consorcio encabezado por la petrolera estadounidense ChevronTexaco y la surafricana Sasol sellaron ayer con el Gobierno de Qatar un acuerdo para la inversión de 6.000 millones de dólares para desarrollar un proyecto de licuefacción de gas natural. El plan consiste en poner en marcha dos plantas de GLP, una con una capacidad de producción máxima de 100.000 barriles diarios y otra de hasta 130.000 en el menor plazo posible.

ChevronTexaco se une así a otras grandes petroleras como Shell y ExxonMobil, la mayor petrolera del mundo, que ya han firmado acuerdos con el Gobierno qatarí para desarrollar el sector del gas. El acuerdo de ExxonMobil duplica el logrado ayer por Chevron y busca duplicar la producción de gas del emirato y construir en EE UU las infraestructuras necesarias para recibir ese recurso energético. Ambos proyectos, valorados en 18.000 millones de dólares, son una respuesta ambiciosa de las grandes petroleras como ExxonMobil y ChevronTexaco al problema del suministro energético estadounidense, un mercado que demanda más y más cada año.

Qatar, a pesar de su pequeño territorio, dispone de la tercer reserva mundial de gas natural, por detrás de Irán y Rusia, y se reparte con Teherán el mayor yacimiento de este combustible del mundo, el denominado North Field. Se cree que Qatar posee gas como para explotarlo durante los próximos 250 años.

Alternativa al petróleo

La escalada de los precios energéticos (ayer el crudo se cotizó a más de 33 dólares en Londres y más de 37 en Nueva York) ha impulsado la importación y el uso del gas para calefacción y producción de electricidad. El propio presidente de la Reserva Federal (banco central de EE UU), Alan Greenspan, ha dicho en varias ocasiones que el país debía importar más gas natural al ser ésta una fuente energética más barata y menos contaminante que el gasóleo. Greenspan, pendiente de la evolución de los precios en la economía, tiene siempre un ojo en la cotización del petróleo, puesto que sabe que en cuanto ésta se dispara, el crecimiento económico de un país que importa 20 millones de barriles de crudo diarios se resiente.

En EE UU hay proyectos de construir plantas procesadoras y distribuidoras de gas desde Massachusetts hasta California. El gas qatarí estaría destinado, por lo menos al principio, mayormente a la costa este. Para la costa californiana hay otros proyectos dando vueltas, y entre ellos está el de Repsol YPF. La petrolera hispano-argentina ya ha comenzado a exportar gas al mercado estadounidense desde Trinidad y Tobago y se adjudicó un contrato para extraer gas en México valorado en 2.400 millones de dólares.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 24 de marzo de 2004