Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Entrevista:MIGUEL OSUNA | Delegado del Estado en funciones de Zona Franca

"La responsabilidad de Rodríguez de Castro no acaba con la dimisión"

Tras permanecer tres meses en silencio por imperativo de su partido, el PP, el delegado especial del Estado en funciones de la Zona Franca de Cádiz, Miguel Osuna , responde por primera vez a las preguntas sobre las numerosas denuncias y escándalos que han podido dañar su gestión al frente del recinto fiscal gaditano y la de su antecesor, Manuel Rodríguez de Castro, a quien el Tribunal de Cuentas responsabiliza de no justificar más de 600.000 euros de gastos en viajes, hoteles, restaurantes y asesorías de empresas externas.

Osuna niega que incumpla la Ley de Altos Cargos al participar en siete empresas, que haya enchufado a familiares de cargos del PP o que haya gastado por encima de lo presupuestado. Y rechaza también que la Zona Franca se haya llevado dinero de Quality Food, pero expresa su malestar con dirigentes de su partido que han filtrado a la prensa determinados informes sobre los que él guardó discreción. Después de estar tres años como subdelegado del Gobierno de Cádiz y otros tres como delegado de la Zona Franca -en los que defiende que ha doblado los beneficios de este organismo-, anuncia, sin ocultar el alivio en su rostro, que abandona la política y regresa a su cargo de inspector de Hacienda.

"Se dará cuenta al abogado del Estado, tras determinar el dinero que tiene que devolverse"

"No tengo constancia, pero sí la sospecha de comisiones ilegales en Quality Food"

Pregunta. El informe del Tribunal de Cuentas que detecta irregularidades en la gestión de su predecesor llegó al Congreso de los Diputados a finales de diciembre de 2003. ¿Por qué lo ocultó el PP?

Respuesta. La verdad es que no lo sé. Oficialmente aquí todavía no nos ha llegado. Yo no sé porqué se ocultó, pero si sé que ha sido una filtración de algo que todavía no es público. El Tribunal ha hecho un trabajo y sus dictámenes no serán públicos hasta que se debatan en el Congreso.

P. A tenor de que este informe le estalló a Teófila Martínez en campaña electoral, ¿cree que el PP se equivocó al ocultarlo?

R. Quizás se tendría que haber hablado antes, pero el Tribunal estaba haciendo su trabajo. La tramitación podía haber sido más rápida para que lo hubiera conocido el Congreso antes de las elecciones. Si lo hubiera decidido yo, habría hecho eso. Lo más conveniente es que ese dictamen definitivo hubiera terminado antes.

P. ¿Reclamarán a Manuel Rodríguez de Castro la devolución íntegra de los 600.000 euros que no ha justificado?

R. No me cabe ninguna duda de que los nuevos responsables de la Zona Franca, como lo hubiera hecho yo, asumirán las conclusiones del dictamen.

P. Las responsabilidades del anterior delegado, ¿acabaron con su dimisión política en 2000?

R. Las responsabilidades económicas desde luego que no. Tiene unas responsabilidades contables innegables que no se acaban con la dimisión del cargo. Ahí se acaba sólo la responsabilidad política.

P. ¿Puede tener responsabilidades penales?

R. No lo sé, pero responsabilidades contables, evidentemente sí. La responsabilidad contable es previa a la penal, porque si se le acusa penalmente se paraliza el procedimiento contable. En estos casos lo que interesa es determinar qué cantidad de dinero tiene que devolverse y una vez que se culmine el procesamiento de enjuiciamiento contable que podrá llevar a cabo, o no, el propio Tribunal de Cuentas, se dará cuenta a la Abogacía del Estado, que pedirá las responsabilidades penales que procedan.

P. ¿Tiene Martínez como presidenta de la Zona Franca alguna responsabilidad en la gestión?

R. No, no la tiene. Como no la tiene el alcalde de Barcelona o el alcalde de Vigo en las respectivas zonas francas. Otra cosa, es que la alcaldesa de Cádiz, que es una ciudad pequeña, aconseje ciertas operaciones, pero en el día a día no tiene ninguna responsabilidad.

P. Y, ¿alguna responsabilidad política por haber traído a este dirigente?

R. No soy quien tiene que juzgar eso. Estaba en Sevilla y no sé cómo se produjo su nombramiento. Pero me consta que esta persona nos ha causado una sorpresa muy grande y nos ha desilusionado por todo lo que hizo.

P. ¿Qué contratos ha concedido la Zona Franca a Gestores Técnicos de Obras y Gestores Técnicos Osborne, empresas en las que figura como apoderado el hermano de Antonio Sanz, secretario general del PP andaluz?

R. Todos aquellos en los que hayan ganado los concursos. Si hay algo que puedo defender es la concesión de todos los contratos públicos. En dos de los contratos concedidos, me consta que era la mejor oferta económica o la mejor valorada por los técnicos. No sé si se ha dado alguno más.

P. ¿Adquirió la Zona Franca ilegalmente la empresa Quality Food como denuncian los antiguos propietarios?

R. No. Firmamos un acuerdo con ellos y se hizo la operación con la supervisión de la Abogacía del Estado.

P. Pero, ¿por qué retiró de los fondos de esta empresa 2,3 millones de euros sin autorización antes de adquirir la mayoría del capital?

R. No se hizo ninguna retirada de fondos, sino un traspaso a una cuenta corriente de la Zona Franca con titularidad de Quality que podía disponer de ese dinero.

P. Le insisto, ¿qué sentido tenía esa operación?

R. Fue una forma de proteger el dinero ante una llamada de urgencia de esta empresa para que no entrara en suspensión de pagos. El comité ejecutivo de la Zona Franca nos pidió que tomásemos precauciones porque no sabíamos la situación real de esta sociedad.

P. Usted acusa al ex presidente de Quality, Manuel García Gallardo, de la desaparición de 2,7 millones de euros. ¿En qué fundamenta su denuncia?

R. En que el dinero no aparece por ningún lado. Mediante pantallas fiscales, se han ejecutado ampliados de capital en la teoría pero no en la práctica.

P. ¿Existía una caja B en Quality con la que pagar comisiones?

R. Lo que existía es un entramado empresarial complicado en las que se hacían una serie de operaciones extrañas. Se calculaba una serie de ingresos por una serie de prestaciones que no se daban, que no calificaría de ilegales, pero si de alegales.

P. ¿Se han dado comisiones ilegales para conseguir contratos?

R. No tengo constancia, pero sí la sospecha. Se está investigando y eso nos ha permitido conocer que había alteraciones en la contabilidad. Se investiga y no hemos descartado que eso pueda darse.

P. Usted elude cualquier responsabilidad, pero como consejero validó estas cuentas.

R. Yo validé unas cuentas que no se correspondían con los verdaderos estados contables de la entidad. Manuel García Gallardo engañó a los consejeros.

P. Si hubiera conocido estas irregularidades antes de la compra de Quality, ¿habría autorizado esta operación?

R. No, de ninguna de las maneras. Tendríamos que haber dejado que la empresa entrara en suspensión de pago y aunque hubiera sido muy llamativo al principio, hubiéramos recibido la empresa por el impago de unas instalaciones de la Zona Franca.

P. Si tenía estos argumentos, ¿por qué no se defendió antes?

R. Porque estábamos en un proceso electoral en el que estos asuntos podían utilizarse con otras connotaciones. Por estrategia de partido, que no determino yo, guardé silencio.

P. Pero hubo filtraciones a la prensa. ¿Fue usted el responsable?

R. Yo hacía esos informes al comité ejecutivo pero no he filtrado nada. En buena medida, los males que han pasado hay que buscarlos en que ha habido demasiadas filtraciones.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 24 de marzo de 2004