Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Reportaje:

Mediterráneo, 25 años después

El grupo de pop alicantino lanza un nuevo disco y prepara una gira tras casi un cuarto de siglo de ausencia

De nuevo en los escenarios y con temas renovados. Tras unas largas vacaciones y una pausa de casi 25 años el mítico grupo Mediterráneo - Pedro, Juanele, Lino y Víctor- irrumpe en el mercado discográfico con un nuevo trabajo titulado Ya era hora. Durante su ausencia, muchos de sus admiradores se preguntaban cuándo volverían y para cuándo un nuevo trabajo. "Al final, aquí estamos de nuevo", explicó ayer Pedro, uno de los componentes del grupo. En el nuevo disco compacto Mediterráneo adapta, moderniza y actualiza sus clásicos temas y además ofrece otros tres completamente nuevos. Este grupo alicantino de música, que empezó a gestarse en la década de los años 70, lanzó en 1978 su primer disco, Estrechas calles de Santa Cruz. Desde ese momento jalonaron una carrera de éxitos, conciertos y nuevos trabajos.

Su popularidad y reconocimiento, por parte del público y de la crítica, les llevó a actuar por toda España e incluso les situó en las listas de éxito de los Estados Unidos. En 1986 editaron su último trabajo, Tentaciones, y ahora regresan tras unas largas vacaciones dispuestos a irrumpir en el mercado discográfico con Ya era hora. El grupo asegura que siempre hay un antes y un después, así que preparan un gira para este verano. El grupo de pop alicantino presentó ayer su séptimo disco, que mantiene su espíritu inicial de priorizar los temas propios y luchar contra la globalización en la música pop. Con este trabajo, grabado en los estudios Sacramento, ofrecen a sus seguidores tres temas nuevos: Fundido en negro, A quien tú sabes y Seis cuerdas. Víctor, que se encarga de los sintetizadores y las voces, explicó que en estas canciones "hay "de todo, referencias a aquéllos que tienen el poder y no escuchan, sentimientos de amor y desamor y un homenaje a la guitarra como instrumento único".

El grupo reivindica su originalidad en temas, canciones y letras. Y asegura que "nunca hemos copiado; dejamos volar nuestra imaginación y componemos", apuntó Juanele, que cree que hoy Mediterráneo "somos la historia viva y escrita del pop de Alicante".

Con la perspectiva que ofrece un largo período de descanso y algunos éxitos cosechados, estos artistas alicantinos recuerdan cómo el nombre de su grupo surgió porque aquéllos jóvenes de los 70 que estudiaron en Madrid o en cualquier ciudad decidieron regresar. "El mar Mediterráneo nos dimos cuenta que nos hizo volver a todos, por eso estamos aquí", comentó Pedro que recuerda con pasión los años entre 1978 y 1982 cuando este grupo lanzó seis discos y realizaba una media de 80 conciertos cada año. "Nos gusta el directo, el contacto con la gente y con el público, ahí es donde disfrutamos cada uno", aseguró Pedro, que se encarga de las guitarras y los teclados.

Su regreso a los escenarios ha sido fortuito. El grupo se disolvió tras publicar en 1986 Tentaciones, aunque continuó en contacto, haciendo alguna actuación anual, pero con motivo de una llamada de una fan a una emisora de radio, donde preguntó sobre qué hacían estos chicos de Mediterráneo, pensaron en volver. "Ha sido un acierto, la gente quería saber de nosotros, ahora en el mercado nos paran y en los grandes almacenes nos hacen firmar discos, es increíble que con el tiempo no nos hayan olvidado", comentó Lino, el batería eléctrica y acústica. Juanele reconoce que parte de su éxito es que "no salen las armonías de golpe, ensayamos, probamos y pronto tenemos una nueva canción". El grupo regresa para complacer a los nostálgicos de su época pero también para conquistar a los jóvenes que "hoy en día oyen de todo y les gusta casi todo", concluyó Pedro.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 23 de marzo de 2004