Entrevista:ESTEBAN MARTÍNEZ | Licenciado en Ciencias del Deporte | UN PASO POR DELANTE

"El deporte ayuda a recuperar valores"

"Estar en la bolsa de trabajo es como invertir en Wall Street: siempre mirando si subes o si bajas"

Esteban Martínez (1997, Aspe) encontró una plaza de profesor en el Instituto Figueras Pacheco de Alicante para una suplencia de un mes, después de meses de escalar posiciones en la bolsa de empleo de la Consejería de Educación. Pero no es nuevo en el trato con los niños. Desde que acabó la carrera ha trabajado como monitor en centros de menores con situaciones de desamparo. Martínez atendió como monitor a niños en centros en régimen abierto, como el de Elche, o régimen cerrado, como el de Alicante.

Este licenciado en Ciencias del Deporte y Actividad Física por la Universitat de València lo tiene claro: "Los niños pueden aprender en las clases de deporte del instituto una serie de valores que la sociedad está perdiendo como el compañerismo, la cooperación, la integración y el trabajo en equipo. Eso es lo primero que trato de inculcarles". Además, Martínez considera que "los conocimientos teóricos que ofrecemos a los alumnos son algo que irá con ellos para toda la vida. El deporte es más importante a lo largo de la vida de lo que piensan muchos. La asignatura no es una maría". La ventaja con que cuentan los profesores de educación física es la "gran motivación que demuestran los chavales, pero también hay que hacerse con ellos porque en un ambiente más relajado y abierto se descentran más", añade.

Para ello se siente "muy preparado" después de cursar sus estudios en Valencia. "En cuanto a conocimientos propios de la materia y áreas específicas [su especialidad es alto rendimiento en atletismo] la carrera te da una base muy amplia; pero tenemos lagunas en conocimientos necesarios para la docencia", añade Martínez, que también trabajó de monitor de tenis en la Escuela de Elda.

"La carrera es muy práctica e interdisciplinar", explica pedagógicamente. "Lo más importante es tener la mente abierta y no acudir con prejuicios, porque durante los años de carrera uno va allí a hacer de todo, desde natación hasta gimnasia rítmica". Para Martínez no hay más secreto que la "vocación y la ilusión, que uno debe transmitir después a los demás".

La licenciatura está abierta a cualquier persona "con una mínima preparación física, puesto que las pruebas de acceso son muy fáciles", comenta mientras se acomoda en el barracón que sirve como sala de profesores. Lo más difícil son las asignaturas teóricas que tratan temas como anatomía o kineseología sobre teoría de los movimientos. "Por lo demás es fácil y muy divertida", apostilla.

Martínez asegura que las salidas profesionales son limitadas, aunque no imposibles. "Las salidas destinadas a alto rendimiento, como en el fútbol u otros deportes, están muy complicadas porque se controlan desde las federaciones; en la educación tampoco es fácil, puesto que se copan muchas plazas con profesores de primaria. Luego hay mucho trabajo en centros de deporte y gimnasios, pero es muy precario y está muy mal pagado", comenta este joven profesor.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

Esteban Martínez recomienda una "gran disciplina y unos horarios muy rígidos", que en muchos casos no pudo soportar, para preparar las oposiciones: "es duro, pero vale la pena". Lo peor es la espera y la incertidumbre. "Cuando estás en la bolsa de empleo, a la espera de que te den un puesto o no, es como si invirtieras en Wall Street: siempre mirando si subes o si bajas".

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS