Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El Superior verá una querella de la Fiscalía contra tres magistrados

El Tribunal Superior vasco se reunirá la próxima semana para analizar si admite a trámite la querella presentada por la Fiscalía contra tres magistrados de la Audiencia vizcaína por un delito de prevaricación no intencionada. El ponente será Roberto Sáiz.

La Fiscalía sostiene que los tres magistrados (Ruth Alonso, Nekane San Miguel y Edorta Herrera) han incurrido en un delito de prevaricación culposa por rebajar la pena a un maltratador al tipificar su conducta como falta. La última reforma legal, de septiembre pasado, indica que "las conductas que son consideradas en el Código Penal como falta de lesiones, cuando se cometan en el ámbito doméstico, pasen a considerarse delitos".

La sentencia de la Audiencia por la que se rebajaba la pena impuesta en noviembre de 2003 por un juzgado de lo Penal fue dictada el 30 de enero. La Fiscalía no recurrió el error cometido por los magistrados y, por contra, elevó en la segunda quincena de febrero el asunto al Consejo del Poder Judicial para que iniciara un expediente disciplinario.

Al percatarse del error, ver que ninguna parte había instado su "subsanación" y tras conocer que la maltratada había pedido en un escrito que se suspendiera la orden de alejamiento y la pena pues se había reconciliado, los tres magistrados convocaron a las partes a una vista el 2 de marzo. La Sección reprochó al fiscal que no recurriese al Constitucional. La fiscal adujo que no entendía el sentido de la vista y que constataba un "error gravísimo e insubsanable", según un auto de la Sección notificado ayer.

Tras la vista, a la que acudió la víctima y el letrado del maltratador, la Fiscalía vasca decidió el viernes querellarse contra los tres magistrados. La Sección reconoce en el auto que ha habido un "innegable error material de fecha" en la que ocurrieron los hechos. Añade que "la voluntad formada por el tribunal fue ratificar la sentencia" del juzgado, pero que el error ha conducido a una "revocación parcial indebida". Jueces para la Democracia denunció "afán de persecución".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 11 de marzo de 2004