Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Una exposición presenta en Sevilla las obras principales del arquitecto César Portela

El arquitecto César Portela (Pontevedra, 1937) se presentó, hace ahora 15 años, al concurso para construir el pabellón de España en la Exposición Universal de Sevilla. Ese primer trabajo, que se quedó en proyecto, fue el comienzo de una fructífera relación con Andalucía que ha dado resultados como la Estación de Autobuses de Córdoba, Premio Nacional de Arquitectura Española 1998-1999.

Una retrospectiva, inaugurada ayer en Sevilla en el antiguo convento de Santa María de los Reyes y organizada por la Consejería de Obras Públicas, ofrece fotografía y maquetas de sus principales obras y dedica una sala a los ocho proyectos que Portela ha realizado en Andalucía, la región en la que más ha trabajado después de Galicia. La muestra, abierta hasta el 25 de abril, incluye una mesa redonda (15 de abril) en la que participarán, además de Portela, Damián Álvarez, Delfín Rodríguez, Antonio Barrionuevo y Juan Luis Trillo.

El arquitecto, con obra en Venezuela, Japón y un proyecto en Cuba, ha recibido el reconocimiento europeo por el Cementerio de Fisterra (A Coruña). "Cuando trabajas en un sitio dejas algo, pero te llevas muchas cosas. En este trueque con Andalucía, yo siempre he salido ganando. Los colores, los olores y la luz son algunas de las cosas de aquí que he incorporado a mi trabajo. Siempre he procurado favorecer el mestizaje, por ejemplo traer los canteros gallegos a mis obras en Andalucía y llevar a Galicia a los estucadores andaluces. Se trata de obtener lo mejor de la cultura autóctona, pero sin llegar a ser servil", explicó Portela ayer en Sevilla.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 5 de marzo de 2004