Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Fomento inaugura el penúltimo tramo de la autovía Lleida-Barcelona

El secretario de Estado de Infraestructuras, Benigno Blanco, tiene previsto inaugurar hoy un nuevo tramo, de siete kilómetros, de la polémica autovía, la antigua N-II entre Lleida y Barcelona, entre Sant Pere dels Arquells y La Panadella. Los últimos 10, hasta Santa María del Camí, no estarán acabados hasta finales del próximo mes de junio o principios de julio, según el último compromiso adquirido por el Ministerio de Fomento, responsable de las obras.

Cuando llegue ese momento tan esperado habrán pasado casi veinte años desde que se iniciaron los primeros trabajos para conectar Lleida y Barcelona a través de una autovía gratuita. El tramo de autovía pendiente es el de mayor conflictividad para el tráfico y también donde se han producido la mayor parte de los accidentes con víctimas que han teñido de luto un proyecto que ha sufrido numerosas demoras injustificables.

Las consecuencias de tanto retraso han sido muy negativas para el territorio afectado, ya que al centenar de muertos contabilizados en esta vía durante el tiempo que ha estado en obras hay que añadir unos perjuicios económicos incalculables y el engorro por las habituales colas kilométricas que se forman cada día, especialmente los fines de semana, que han provocado las quejas de los usuarios.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 13 de febrero de 2004