Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Reportaje:

Lagartos de papel

Muñoz Molina inaugura en Granada una serie de conferencias sobre la pasión literaria y científica por los dinosaurios

Los dinosaurios no sólo atraen a pequeños infantes abducidos por el cine de Hollywood y la mercadotecnia que acompaña a cada película. A su primitivo encanto han sucumbido científicos, curiosos, amas de casa, gente de mal vivir y hasta eruditos literatos. Prueba de ello es el seminario Dinosaurios: una pasión científica y literaria, que ayer comenzó en el Parque de las Ciencias de Granada.

Allí, y durante más de un mes, los asistentes al curso estudiarán los dinosaurios desde una perspectiva científica pero también literaria, cinematográfica y cultural. Uno de los objetivos del curso, según el director del departamento de Estratigrafía y Paleontología de la Universidad de Granada, Pascual Rivas, es distinguir "la mitología, que existe en muchas de las representaciones sobre los dinosaurios, de la ciencia y la realidad de lo que era su existencia".El curso analizará casi todos los aspectos vinculados con los dinosaurios. Desde la vida, la alimentación y su comportamiento hasta la representación literaria de este amplio grupo de reptiles terrestres. Los dinosaurios dominaron el planeta durante más de 150 millones de años. Desaparecieron cuando un meteorito impactó contra lo que hoy es México. El impacto desencadenó una serie de fenómenos que hicieron imposible la vida de estos reptiles sobre le Tierra.

La consejera de Educación de la Junta de Andalucía, Cándida Martínez, presente en la inauguración del seminario, señaló que una de los dinosaurios son ciencia "aunque en el imaginario colectivo a veces se confunden con la fantasía". Y añadió que no siempre es fácil separar las dos vertientes. La presentación se realizó en la sala del parque que expone una serie de enormes dinosaurios de látex que chillan, se mueven y hasta devoran los huevos (de los que saldrán las crías) de sus congéneres. El sonido de los metálicos berridos sobre la voz de Martínez dificultó las palabras de rigor de la consejera, escoltada por el director del parque, Ernesto Páramo.

El escritor y académico Antonio Muñoz Molina inauguró ayer el seminario con la conferencia Genealogía de los monstruos. Esta tarde, el paleontólogo Xavier Pereda-Suberviola explicará Quienes eran los dinosaurios y su contexto natural. Los días siguientes habrá más conferencias puramente científicas hasta que el 18 de febrero el filósofo Fernando Savater, confeso y fervoroso partidario de Parque Jurásico y demás películas sobre estos enormes bichos, explique el interés social que desde siempre despiertan los dinosaurios.

Otra novedad del curso es que incluye proyecciones de películas de cine sobre el tema. "Los dinosaurios han estimulado la imaginación del hombre desde siempre y con las películas podemos ver cómo ha avanzado el conocimiento y la percepción social de los dinosaurios", señala Rivas.

Rivas asegura que los lagartos terribles no sólo dejaron sueños, sino también cosas prácticas: "Cuidaban a sus crías y desarrollaron el pelo y las alas, algo que aún perdura sobre la Tierra". El objetivo del curso, señala Rivas, mezcla perfectamente las funciones del Parque de las Ciencias: divulgar, interesar y estudiar la ciencia sin ceñirse a los últimos avances ni a un lenguaje sólo apto para entendidos. Los aficionados a los dinosaurios tienen una cita en Granada.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 3 de febrero de 2004