Destituida la directora de Cultura de Rivas por el nuevo auditorio

El alcalde de Rivas-Vaciamadrid, José Masa, de IU, ha destituido a la directora de Cultura de la localidad, Hortensia Campanella, por "los errores de gestión en la venta de entradas para la función inaugural del Auditorio Municipal Pilar Bardem", que se celebró el viernes. El jueves se pusieron a la venta 490 entradas: 360 por teletaquilla, 130 en la propia ventanilla del auditorio y el resto, hasta 600, se las reservó el Ayuntamiento, según explicó el alcalde. La entradas que se vendían por teléfono se agotaron en media hora, y las 130 que el jueves por la tarde se vendieron en taquilla fueron insuficientes para el número de vecinos que se acercaron al auditorio.

Tras comprobar que no quedaban entradas, un grupo de estos vecinos iniciaron una protesta y se dirigieron a la Concejalía de Cultura para exigir la dimisión de la concejal, la socialista Isabel Miranda, primera teniente de alcalde. La misma protesta se produjo por la noche durante el acto de inauguración popular, cuando un grupo de vecinos pidió con una cacerolada la dimisión del alcalde. En la conferencia de prensa para presentar el auditorio, el regidor explicó cómo se habían vendido las entradas y prometió subsanar este "error" en el futuro.

Masa explicó la decisión de destituir a Campanella apelando "a las quejas de los vecinos y al sentido común", aunque comparte la decisión de ella de vender parte de las entradas en teletaquilla "porque hay que garantizar que se cubran todas las localidades". Sin embargo, "había que hacer autocrítica y pedir responsabilidades", dijo el regidor; "un acto, el de la inauguración, merecía que todas las entradas estuvieran en la taquilla, a disposición de los vecinos", reconoció.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

Regístrate gratis para seguir leyendo

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS