Reportaje:RALLY DAKAR | Concluye hoy la gran travesía del desierto

El poder de la mente

Roma considera clave su cambio de actitud gracias a la ayuda de un psicólogo

Enduro, preparación física, kilómetros y kilómetros de caminos atravesados en moto y..., en total, para qué. Para que cada año, ocho, uno tras otro, desde 1996, Nani Roma acabara abandonando. Sólo una excepción, la de 2000. Si cabe, todavía más descorazonadora porque, cuando era el líder, con 20 minutos de ventaja, sufrió una avería que le relegó al 17º puesto. A sus 31 años, buscaba una fórmula para mejorar. Primero debía obtener un diagnóstico a su rosario de males. Uno de los veteranos de la carrera, el italiano Fabrizio Meoni, le sugirió que tenía que comprender la carrera. "No sabía qué quería explicarme con eso", confesaba ayer el español.

El piloto, nacido en Vic (Barcelona), pero residente en Folgueroles, un pequeño pueblo de la comarca de Osona, sospechó que tal vez un cambio de mentalidad podía ayudarle a conseguir la victoria de una vez por todas. Así, recurrió a un psicólogo, Pep Font. Éste le ayudó a afrontar la prueba con una tranquilidad de ánimo que, a medida que se sucedían los fracasos, resultaba cada vez más difícil de obtener. Trabajó a fondo con él para que supiera encarar con la mejor disposición posible las situaciones de presión. Para llevar a cabo la terapia le hizo visualizar cada una de las 17 etapas de las que ha constado esta edición del Rally Dakar y los momentos clave de cada una de ellas.

Más información
Joan Roma entra en la leyenda del Rally Dakar al proclamarse vencedor en la categoría de motos

La carrera ha sido fiel a la diversidad de avatares que siempre la han caracterizado y ha constituido un mano a mano entre Roma y el francés Richard Sainct a partir de la octava etapa. Roma ha sabido hacer frente a todas las dificultades: las averías mecánicas; los momentos en los que se extravió y tardó lo suyo en encontrar la ruta correcta; los instantes en los que estuvo contra las cuerdas, como cuando, por momentos, perdió el liderato en la 14ª etapa, y hasta lo que se pudo entender como un trato de favor hacia su máximo rival cuando un comisario se responsabilizó de un fallo de Sainct al perder la hoja de ruta.

"Este rally ha sido muy difícil para mí. Sabía que iba a estar bajo la mirada de multitud de gente esperando a que cometiera un error. En relación a los anteriores, he cambiado de mentalidad", afirma Roma; "he comprendido cómo debe salvarse cada contrariedad y cómo hay que adaptarse a cada momento concreto".

Tal vez a eso se refería Meoni. Roma ya sabe qué quería decir su amigo italiano cuando le decía que tenía que comprender la carrera.

Regístrate gratis para seguir leyendo

Sobre la firma

Robert Álvarez

Licenciado en Periodismo por la Autónoma de Barcelona, se incorporó a EL PAÍS en 1988. Anteriormente trabajó en La Hoja del Lunes, El Noticiero Universal y el diari Avui.

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS