Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Vecinos de Barbate protestan por tres detenciones vinculadas al narcotráfico

Decenas de personas insultaron a la juez y a la Guardia Civil

El municipio de Barbate (Cádiz) sufrió de nuevo el pasado lunes un extraño episodio relacionado con el narcotráfico. Decenas de personas se manifestaron ante los juzgados y el cuartel de la Guardia Civil tras la detención de tres hombres acusados de secuestrar y apalear a dos hermanos de quienes sospechaban que habían robado un alijo de droga. Las asociaciones de lucha contra la droga exigieron ayer al Gobierno que adopte medidas "policiales y judiciales" de forma urgente para "devolver" a Barbate la "normalidad democrática",

Los acontecimientos se produjeron el lunes por la tarde, cuando decenas de personas se concentraron ante los juzgados de Barbate en el momento en el que declaraban dos hombres acusados de secuestrar a punta de pistola y apalear, a finales de la pasada semana, a dos supuestos narcotraficantes, dos hermanos acusados de haber robado un alijo llegado días antes a la ciudad.

La droga desapareció del garaje donde estaba oculta y el encargado de la custodia pretendía forzar a los supuestos ladrones a que desvelasen el lugar donde llevaron la mercancía.

Los detenidos llamados el lunes a declarar son miembros de la banda contratada por el narco encargado del alijo. De los cuatro supuestos integrantes del grupo, la Guardia Civil logró la detención de tres. Tras pasar a disposición judicial, uno quedó en libertad con cargos y los otros dos fueron llevados a la prisión Puerto 2, donde permanecen detenidos desde el lunes.

Los dos imputados son jóvenes de 22 y 25 años. Uno de ellos, apodado El Cuervo, había sido detenido con anterioridad por su supuesta vinculación con la Operación Estela contra el narcotráfico. Por esta causa, se encontraba en libertad con cargos y pendiente de la celebración de juicio.

Los concentrados comenzaron a proferir insultos y amenazas y lanzar huevos contra la sede judicial. Más tarde trasladaron su presión al cuartel de la Guardia Civil, donde empezaron a recriminar a los agentes su actuación en el asunto. La situación precisó la intervención de unidades antidisturbio, que lograron disolver la concentración. Los agentes tuvieron que cerrar y controlar varias calles del centro para evitar nuevos altercados.

La Guardia Civil mantiene abierta la investigación y no descarta que se produzcan nuevas detenciones en los próximos días. Las fuentes consultadas que la Guardia Civil ha logrado hacerse con nueva información referida a los clanes que operan en la zona.

El portavoz de la federación provincial de asociaciones de lucha contra la droga de Cádiz, Francisco Mena, pidió ayer el Gobierno la adopción "urgente" de medidas "policiales y judiciales" para "devolver" a Barbate la "normalidad democrática". Mena aseguró que el lunes se puso de manifiesto "el grado de tensión al que se ve sometida la ciudad" por los clanes vinculados con el tráfico de hachís.

El portavoz del PSOE en Barbate, Tomás Sánchez, dijo que la droga ha encontrado en la ciudad un terreno abonado para su desarrollo como resultado de la caída de los sectores productivos tradicionales, en su mayor parte relacionados con la pesca en Marruecos. Sánchez pidió ayer del Gobierno la aplicación de "métodos reales" de diversificación económica que supongan una alternativa a los jóvenes, "que cada vez en mayor medida están siendo atrapados por el negocio del narcotráfico".

Estos acontecimientos han puesto de relieve las carencias del plan emprendido por el Gobierno en 2001 para luchar contra el narcotráfico, cuando ordenó el cierre al tráfico del río Barbate, una de las vías de entrada de alijos llegados del norte de África. El plan preveía vigilancia especial en la zona, pero el dispositivo sólo estuvo operativo seis meses.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 7 de enero de 2004