Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Entrevista:ALFONSO PERALES | Consejero de Gobernación

"Hay banquillo suficiente para sustituir a los que nos vamos"

Alfonso Perales (Alcalá de los Gazules, Cádiz, 1954) regresa de nuevo al Congreso de los Diputados y encabezará la lista del PSOE por Cádiz. Manuel Chaves lo nombró consejero de Gobernación hace cuatro años y ahora quiere que vuelva a la política nacional. "Soy un jugador de equipo", dice él.

Pregunta. ¿Por qué se va a Madrid?

Respuesta. Porque la ejecutiva federal y la ejecutiva regional, o algún miembro muy relevante de ambas direcciones del partido, han acordado que el papel que debo tener a partir de ahora es el de miembro del grupo parlamentario y dedicado a la política de ámbito nacional. Me voy a Madrid sencillamente por esa razón.

P. ¿Cuando habla de dirigentes relevantes quiere decir Chaves y Zapatero?

"Hay un banquillo suficiente como para sustituir a todos los que nos vamos"

"El PP ha fallado en lo más importante: no ha presentado una alternativa razonada"

R. Bueno, los secretarios generales y otros miembros de la ejecutiva. Entre un grupo de personas que han planteado la participación de algunos andaluces en la política nacional.

P. ¿Eso supone su regreso a la política orgánica?

R. No sé todavía qué va a suponer. Lo que supone inicialmente es que me han propuesto que encabece la lista del Congreso de los Diputados por la provincia de Cádiz. El papel que vaya a tener luego se decidirá, pero es verdad que yo tengo y he tenido una vocación muy ligada a los temas directamente relacionados a la organización del partido.

P. Pero no parece lógico que el presidente de la Junta lo saque del Congreso en 2000, lo nombre consejero y ahora, otra vez, se ponga de acuerdo con la ejecutiva federal para mandarle a Madrid.

R. No somos funcionarios, sino que somos responsables públicos y políticos. Siempre tengo las maletas hechas y estoy dispuesto a asumir la responsabilidad que se me proponga. La consideración que tengo es la de un jugador de equipo, yo soy una persona que está en un equipo de personas, en este caso un equipo de dirección política. El presidente de la Junta me propuso, y yo acepté con toda naturalidad, que viniera al Gobierno andaluz durante cuatro años, han terminado los cuatro años, y ahora la propuesta que se me hace, que a mí me parece muy bien, es la de volver a ser miembro del Congreso de los Diputados. La consideración no hay que verla desde ese punto de vista, porque yo me siento muy orgulloso de los cuatro años de gestión que he hecho aquí. En ese sentido no tengo ninguna frustración, sino todo lo contrario, tengo una gran satisfacción porque me parece que he hecho el trabajo que se me encomendó y ahora se me encarga una tarea y, desde luego, voy con toda la ilusión que soy capaz de generar.

P. Cuando Chaves nombró su Gobierno en 2000 destacó sobre todo su incorporación y el trabajo que le encomendó sobre política municipal e inmigración. ¿Son tareas a medio resolver?

R. El trabajo que se ha hecho en inmigración es modélico y seguido como ejemplo en muchas comunidades autónomas. Por lo tanto, creo que se ha hecho un trabajo muy importante, si bien es verdad que el trabajo en inmigración es muy complejo y queda muchísima tarea por hacer. Y en relación con los ayuntamientos, lo primero que hice fue neutralizar la política falsaria del Partido Popular, que no era más que una estrategia electoral y de daño a la Junta de Andalucía. A partir de ahí hemos establecido una serie de trabajos con los ayuntamientos. Del que estoy más satisfecho es del de los planes de saneamiento financiero que hemos puesto en marcha con la Consejería de Hacienda.

P. Pues se va sin firmar el pacto local.

R. Bueno, si el pacto local se entiende como una decisión de Consejo de Gobierno, en sentido de que aparezca en un decreto, pues es verdad que eso no se ha hecho, porque el pacto local es un proyecto de largo alcance, un proyecto estratégico, que tiene más envergadura y que requiere un acuerdo de todas las administraciones juntas. Si fuera tan fácil, en el sentido de que pudiera plasmarse en un decreto, pues resulta que, de las 17 comunidades autónomas, alguna hubiera dado algún paso en ese sentido y, desde luego, nunca he podido ver el dorsal de otro delante mío en la política local.

P. La marcha de tantos consejeros ¿supone una descapitalización política del Gobierno?

R. Para empezar, la legislatura está terminada y agotada. Lo que sucede es que se cierra una etapa y se abre otra. El presidente ya lo ha planteado y tiene toda la razón: hay un banquillo de gente que tiene una gran capacidad, igual o superior a los que vamos a ir ahora al Congreso, por lo tanto, en ese sentido, hay una gran tranquilidad. En todas las encuestas que se hacen en Andalucía, en todas sin excepción, una de las mayores ventajas del PSOE sobre el PP es que siempre tiene mejores líderes. Hay un banquillo suficiente como para sustituir a todos los que vamos a tener otra responsabilidad política.

P. ¿Rodríguez Zapatero tiene posibilidades de éxito?

R. Un periódico madrileño ha publicado una encuesta que confirma que el PP no va a tener mayoría absoluta y eso no es más que un reflejo muy alentador de los que nosotros estamos observando. [José María] Aznar deja una herencia de auténtica calamidad en algunos aspectos muy sensibles, por ejemplo, en todos los temas de la unidad de España, con los que no había ningún problema, él los ha creado. En política exterior ha sido un auténtico aguafiestas. La gestión del PP ha sido negativa, aunque haya aspectos, como su labor económica, que en efecto son bien valorados por la opinión pública. Las elecciones se presentan muy competidas. Yo le veo a Zapatero todas las posibilidades de ganar las elecciones y de poder gobernar.

P. ¿También a Chaves?

R. En Andalucía hay dos cosas que se repiten constantemente en todos los datos que manejamos, con independencia del resultado de lo que se diga que se va a votar, que se sabrá el día de las elecciones. Una es que la inmensa mayoría de los andaluces prefiere a Manuel Chaves como presidente de la Junta en relación con Teófila Martínez; y en segundo lugar, que la gestión de la Junta de Andalucía está mejor valorada que la del Gobierno de España. Creo que Manuel Chaves va a ser el próximo presidente de la Junta sin ninguna duda.

P. ¿Qué opina de la oposición que ha ejercido el PP?

R. El primer elemento para valorar la oposición es que el PP en ninguna de las áreas de gobierno en que se divide el Consejo de Gobierno ha llevado la iniciativa. El PP se ha limitado a hacer frases, generalmente insultantes, sobre la gestión del presidente de la Junta, la Junta o el partido socialista. No sido capaz de presentar un programa integral, compacto y creíble de gobierno. Ha fallado en lo más importante, que es que no ha sido capaz de ofrecer una alternativa sosegada y razonada. En segundo lugar, el PP, en ningún caso ha tenido una posición comprometida en defensa de Andalucía. La gente quiere que los partidos sean útiles y la utilidad de la oposición se demuestra cuando se reivindican cosas buenas, necesarias o justas para su comunidad. El PP de Andalucía tiene una posición subalterna y secundaria a su propio Gobierno y una posición servil no puede gobernar en la comunidad autónoma andaluza ni en ninguna otra. Y luego, Teófila Martínez, con todos mis respetos, es la alcaldesa de Cádiz, pero carece completamente de lo elemental para gobernar una comunidad de siete millones de habitantes, que es el sentido de la responsabilidad y de la prudencia y capacidad de anticipación.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Domingo, 4 de enero de 2004