El BNV invita a UV a sumar fuerzas para tener "voz en Madrid"

Enric Morera y Julio Chanzá, presidente del Bloc Nacionalista Valencià (BNV) y Unión Valenciana (UV), respectivamente, coincidieron ayer en una comida organizada por la asociación de farmacéuticos Manuel Galduf y tuvieron ocasión de debatir con cierta profundidad las posibilidades de sumar fuerzas para evitar que 200.000 votantes valencianistas carezcan de representación en las Cortes Valencianas. Morera propuso a Chanzá una plataforma conjunta cuyo único punto irrenunciable es la necesidad de "tener voz en Madrid", según confirmó el presidente del BNV.

Ambos dirigentes celebraron hace tres semanas la primera reunión oficial y pública entre representantes de ambas formaciones para avanzar en la normalización de relaciones.

Morera apuntó que una vez superados conflictos históricos en torno a los símbolos o la lengua "no tiene sentido" la división del voto nacionalista. El presidente del BNV sugirió que las formaciones políticas "excluidas del bipartidismo" que intentar imponer los populares y socialistas en la vida política valenciana deben sumar esfuerzos y lamentó que Esquerra Unida está atada por sus compromisos federales con Izquierda Unida.

La primera ocasión para "visualizar" la colaboración de ambas formaciones sería, en palabras de Morera, participar en una candidatura conjunta en las próximas elecciones europeas, que deben celebrarse en junio. El BNV tiene un acuerdo con CiU mientras que UV mantiene una coalición con el PNV, pero Morera afirmó que es probable que se constituya una única lista nacionalista.

Alegrías

Chanzá, por su parte, se mostró cauto. El Consell Nacional de UV acordó ayer acudir en solitario a las elecciones generales de marzo, una opción que debe refrendar la asamblea del partido en diciembre. Chanzá recordó que su prioridad es "pacificar" UV y apaciguar la "contestación interna" que persiste desde su reciente elección como presidente del partido.

Chanzá atribuyó todo el protagonismo del encuentro a la asociación de farmacéuticos, de corte valencianista, que invitó a ambos dirigentes y a los responsables de la Unió Democràtica del País Valencià para "expresar su deseo de que las fuerzas valencianistas tengan representación parlamentaria en todas las asambleas".

El presidente de UV reiteró que debe su cargo a su militancia e insistió en la necesidad de lograr la máxima identificación con sus seguidores antes de permitirse "otras alegrías".

Hace dos años, Pere Mayor y José María Chiquillo, entonces presidentes del BNV y UV, coincidieron en una comida organizada por la misma asociación para intentar acercar el discurso de ambas formaciones cara a las elecciones autonómicas del pasado mes de mayo, según fuentes del BNV.

* Este artículo apareció en la edición impresa del sábado, 29 de noviembre de 2003.

Archivado En:

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50