La Cubana: "La gente no se vuelve loca por ver la televisión sino por salir"

El teatro se convierte en un gran plató de televisión cuyos protagonistas se vuelven locos por ser famosos. Jordi Milán, director del nuevo espectáculo de la Cubana Mamá quiero ser famoso (Mummy, I wanna be famous) reconoció ayer que "a la gente le entra como una locura no por ver la televisión, sino por salir en la pequeña pantalla". Así el nuevo montaje de La Cubana, que se estrenó anoche en el Teatro Principal de Alicante, presenta un formato de gala televisiva.

Con una ácida ironía, planteando situaciones normales u habituales aparecen sobre el escenario decenas de personajes ansiosos por ser famosos. La imaginaria cadena de televisión británica CB-tv emite hace 30 años este programa que busca a gente deseosa de ser famosa. Ahora, tras varios años de éxito, han decidido "salir por Europa a buscar nuevo material", y así han recalado en España "reserva espiritual del famoseo donde todavía hay material virgen". Ante tres pantallas gigantes y varias cámaras de televisión, el director del montaje detalló que ofrecen un amplio repertorio de personajes que representan "esa locura de ser famoso a cualquier precio", y recordó cómo algunos periodistas especializados en la materia son "más famosos que los mismos famosos".

La Cubana advierte de que en este montaje no hay tanta participación del público como en los anteriores, pero sí hay una ironía muy fina sobre la manipulación de los medios de comunicación.

Mamá quiero ser famoso inicia en Alicante su gira por España, luego recalará en Sevilla y otras capitales andaluzas. En Valencia, estará en cartel durante un mes a partir mayo del próximo año para concluir la gira, dentro de un año, en los escenarios de Madrid y Barcelona.

* Este artículo apareció en la edición impresa del 0025, 25 de noviembre de 2003.