Un concejal de deportes noruego en L'Alfàs

Mestalla colgó ayer el cartel de no hay entradas y el negocio pasó de las taquillas a la reventa. Hasta tres veces su valor se pedía por un billete para el partido de mañana. Hoy seguirá el negocio, y no sólo entre los aficionados españoles. Nueve autobuses de seguidores noruegos se desplazarán a Valencia desde la localidad de L'Alfàs del Pi, una especie de reducto noruego a unos 50 kilómetros de Alicante.

Rodeado de urbanizaciones residenciales y zonas verdes, L'Alfàs tiene una población aproximada de 17.000 habitantes, de los que más del 30% son extranjeros. Entre ellos residen unos 4.000 noruegos, y otros ciudadanos alemanes, holandeses e ingleses.

La llegada de turistas noruegos a L'Alfàs del Pi comenzó hace tres décadas. Atraídos por la tranquilidad de una zona cercana al mar, en contraste a la bulliciosa Benidorm, muchos comenzaron a fijar su residencia en la localidad alicantina, donde ahora trabajan y viven. Existe una asociación de noruegos constituida como un consulado para ayudar a los recién llegados a adaptarse y solucionar los problemas de los habitantes de esa nacionales. Y es más, las últimas elecciones auparon a Eric Svanverg, noruego, a la concejalía de deportes y fiestas del Ayuntamiento de L'Alfàs del Pi, gobernado por el Partido Popular. Svanverg, ciudadano alicantino desde hace varios años, habla perfectamente el español y se ha integrado en una localidad que cuenta con un centro deportivo de 100.000 metros cuadrados, uno de los mejores de la provincia, con pista de atletismo, área de lanzamiento de disco y piscina.

L'Alfàs ofrece todo tipo de servicios para que los noruegos estén como en casa. Hay una iglesia -de religión protestante-, dos escuelas para niños noruegos, un club social, un gabinete de abogacía, una consulta médica, una tienda de informática con servicio técnico, una óptica o una panadería, todas regentadas por noruegos.

Tan adaptados están que no dudan en preferir el juego vistoso de España a la racanería de su selección, a la que consideran "aburrida". La práctica del fútbol en Noruega es ínfima en comparación con España, con casi nueve veces más licencias que su rival de mañana. Según un estudio de la FIFA, unos 2,5 millones de personas, el 6,5% de la población, practican el fútbol en España, el número de licencias roza las 670.000 y hay unos 37.000 clubes. Noruega apenas cuenta con 77.000 licencias y 1.800 equipos de fútbol. Las frías temperaturas incitan más a la práctica de deportes en recintos cubiertos. Eso, o viajar a la cálida costa de L'Alfàs.

* Este artículo apareció en la edición impresa del jueves, 13 de noviembre de 2003.

Lo más visto en...

Top 50