Dimiten 15 de los 21 miembros del comité local del PSOE de Alcalá

Quince de los 21 integrantes del comité local de la Federación Socialista Madrileña (FSM) de Alcalá de Henares dimitieron la noche del pasado martes de forma simultánea. La renuncia obliga a la creación de una gestora, que deberá analizar los motivos de la crisis y convocar elecciones para la formación de un nuevo comité.

La oleada de dimisiones se produjo en el transcurso de una reunión en la que 15 miembros presentaron su renuncia ante el secretario general de la agrupación, Miguel Buenestado.

Fuentes del comité local explicaron a Efe que esta dimisión masiva tenía como objetivo la retirada de Miguel Buenestado de los órganos de participación y decisorios de la agrupación local.

Sin embargo, tanto Buenestado como el secretario de organización de la FSM, Antonio Romero, coinciden en que recibieron la noticia "con sorpresa". "Me enteré de las dimisiones el martes por teléfono", dijo Romero.

Sin embargo, miembros del autodenominado sector crítico de la FSM -encabezado por Antonio Carmona, Mariluz Martín Barrios y Eduardo Díaz Romón- creen que ha habido presiones sobre los dimisionarios. "Esta agrupación es la más grande del sector crítico y percibimos un claro intento por parte de la ejecutiva regional de la FSM de desestabilizarlo", sostienen fuentes de esta corriente, que añaden: "La intención de la línea oficial es crear una gestora que controle este comité".

Elecciones

El sector crítico reclama que se celebren elecciones para formar un nuevo comité local antes del 15 de diciembre. Romero insiste en que la gestora "no tiene plazos", sino que necesita "hacer una evaluación global y revisar las causas de las renuncias, para después tomar las decisiones que hagan falta".

Otro representante de la corriente crítica opina que "antes de lanzarse a la carrera electoral de las generales, sería bueno tener un comité ya electo por los militantes. Pero lo que ha sucedido en esta agrupación es algo que puede suceder en cualquiera, sobre todo después de perder unas municipales".

La crisis en el PSOE de Alcalá de Henares comenzó a fraguarse antes de las elecciones municipales del pasado mayo, cuando Miguel Buenestado quiso aspirar a la candidatura a la alcaldía del municipio. Finalmente fue Manuel Peinado, respaldado por la Ejecutiva regional, quien concurrió a los comicios como aspirante del PSOE. El pasado 24 de octubre, Peinado dimitió tras no haber conseguido la alcaldía.

Antonio Romero considera que la intención de los miembros que han renunciado ha sido la de reconducir una situación complicada, en la que "había un candidato a alcalde y un secretario general conviviendo". "El candidato ya ha dimitido y ahora sólo quieren que Buenestado también lo deje", declaró.

* Este artículo apareció en la edición impresa del 0012, 12 de noviembre de 2003.

Lo más visto en...

Top 50