Bancaixa muestra en Alicante la obra gráfica de George Grosz

La crudeza y el dramatismo de la sociedad alemana durante el periodo de entreguerras quedan reflejados en la obra de George Grosz (Berlín, 1893-1959), que a través de sus dibujos, litografías, acuarelas, fotomontajes y publicaciones denuncia ante los ojos del espectador los absurdos de la guerra o los abusos de poder en el Ejército.

El Centre Cultural Bancaixa de la Rambla en Alicante acoge hasta el 6 de enero la exposición El Berlín de George Grosz. La colección del IVAM integrada por un total de 200 piezas de este artista, uno de los máximos exponentes del dadaísmo, realizadas entre 1916 y 1932. Josep Salvador, comisario de la exposición, destacó a Grosz como "un artista singular que supo captar aquella situación de caos", en una etapa anterior a su estancia en los Estados Unidos y que la crítica considera "interesante desde el punto de vista social y artístico". En las obras del artista alemán, según Salvador, prima la expresión "drástica y dura" al tiempo que evidencia su gran capacidad irónica y radicalidad política al mostrar a los responsables del caos, la corrupción y sus víctimas".

Escenas urbanas berlinesas, burdeles, desnudos de mujeres, soldados en situaciones embarazosas, y la presencia del alcohol y el tabaco, son algunos de los ingredientes de la muestra.

* Este artículo apareció en la edición impresa del jueves, 06 de noviembre de 2003.

Lo más visto en...

Top 50