Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Julio Iglesias: "Hago lo mismo desde hace 35 años"

El cantante presenta en Madrid 'Divorcio', el álbum número 77 de su discografía

"Tengo 60 años, me levanto aún con energía, estoy delgado, tengo que disimular menos las cosas, no tomo drogas, no fumo, hago ejercicio diario y todo para no dejar de trabajar, porque si no me muero", dijo ayer Julio Iglesias, tras confesar bromeando: "Hago lo mismo desde hace 35 años". Fue en el acto de presentación en Madrid de su nuevo trabajo, Divorcio, álbum número 77 de su discografía, con la que ha superado los 250 millones de copias vendidas. "Se llama Divorcio porque todos estamos divorciándonos siempre, de alguien o de algo", señaló el cantante.

En los últimos tres días ha estado en Japón, en Portugal y en España. Hoy viaja a París, mañana a Holanda y luego vuelta a España y Francia antes de emprender una gira por Latinoamérica. Todo para presentar su disco número 77, Divorcio, al que califica de "álbum de entretenimiento" y en el que suena el Julio Iglesias más clásico.

"Se llama Divorcio porque es un nombre oportunista", suelta entre risas, "hay una canción con ese nombre, aunque no es nada maligna; he querido reflejar que todos estamos divorciándonos siempre, de alguien o de algo", dice el cantante, que en el vídeo de promoción sale en imagen, inusual desde hace años. Un vídeo en el que se oye Corazón de papel y se ve el banquete de una gran boda en la que el novio se esconde para pegarse el filete con una invitada, y la novia se insinúa libidinosamente al cantante que ameniza su propia boda y no es otro que Julio Iglesias. Esperanzador.

Ayer citó en varias ocasiones a "Gabo García Márquez", ya que, como el premio Nobel, él también trabaja (canta) para que le quieran. Llegó a decir: "Soy el mejor cantante latino del siglo", aunque al preguntarle de cuál, matizó: "del XIX", y añadió: "No se me castigue con el retiro, antes me moriría".

En cuanto a la piratería, dijo que a él no le afecta, pero sí a los artistas pequeños: "Pido al Gobierno que se tome muy en serio el asunto, porque cuando un país crece culturalmente a base de robos es que no lo hace bien, y, aunque yo prefiero un estadio lleno sin cobrar que uno vacío cobrando, ésa no es la solución", dijo el cantante, que confesó: "Si fuera un genio, que no lo soy, sería como Picasso, cada día incorporaría un nuevo color, pero la única pretensión que tengo en la vida es no pasarme a la histeria". También se mostró crítico, a su manera, con Juan Pablo II y los chicos de Operación Triunfo: "El Papa ha hecho una gran labor, pero me interesa más su sucesión y que sea un Pontífice más moderno, contemporáneo y que entienda una Iglesia renovada". En cuanto a Operación

Triunfo: "Me gusta el sentido de OT, pero me gustan más Sabina, Serrat y los pasados años setenta de la canción que lo de ahora, sin punto de comparación".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 4 de noviembre de 2003