Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Crónica:FÚTBOL | Novena jornada de Liga

Premio al ataque loco

El Albacete se equivocó con la pelota y el Villarreal sin ella. El Albacete eligió la posesión, apuntar siempre a la portería de Reina y... a ver qué pasa. Su abnegación tuvo premio en medio de una de esas andanadas confusas que Parri lideró sin descanso hasta conseguir dos goles.

David Sánchez debe de tener el pie ondulado porque no deja de tirar sombreros. El medio centro del Albacete es elegante, de porte esbelto, técnico, con enormes condiciones. Y uno se pregunta por qué apenas influye en el juego de su equipo. El cuadro se hace y deshace en derroches de entusiasmo alrededor del balón. El problema es que, como Sánchez, nunca sabe cuándo ni dónde tirar el sombrero. Sus volantes dudan entre pasar y encarar. Sus delanteros se desmarcan permanentemente, pero muchas veces a ninguna parte. En medio de la confusión reina Parri, que ataca y ataca dando coherencia a la ofensiva.

ALBACETE 2 - VILLARREAL 0

Albacete: Roa; Pablo, Díaz, Montiel, Buadens; Delporte, David Sánchez (Basti, m. 70), Viaud, García (Díaz, m. 63); Parri y Mike.

Villarreal: Reina; Martín, Ballesteros, Coloccini, Arruabarrena; Josico, Riquelme; Belletti, Roger (Xisco, m. 70), Guayre; y Anderson.

Goles: 1-0. M. 68. Parri.

2-0. M. 71. Basti.

Árbitro: Mejía Dávila. Amonestó a Sánchez y Arruabarrena.

Unos 15.000 espectadores en el Carlos Belmonte.

El Villarreal, que no quiso tener el balón, fue el opuesto. Se estructura en torno a Riquelme, un jugador que necesita la pelota, pero al que nadie se la pasa a tiempo.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 30 de octubre de 2003