Derrumbe sin víctimas en Tetuán

Una familia que vivía en la buhardilla logra salvarse del derrumbe

Un edificio situado en la esquina de las calles de Bravo Murillo y del Marqués de Viana (Tetuán) se hundió en la madrugada de ayer sin que se produjeran víctimas. Las fuertes lluvias que ha registrado la capital en los últimos días y el estado de deterioro del inmueble, construido hace más de 80 años, pudieron ocasionar su derrumbe, según fuentes de Emergencias Madrid.

Más información

Algunos vecinos llamaron a la Policía Municipal y los bomberos sobre la 1.30 de la madrugada, al comprobar que el edificio situado en el número 285 de la calle de Bravo Murillo presentaba grandes grietas. Los primeros en llegar fueron los agentes locales, que comprobaron que los cristales de las ventanas y del escaparate de una zapatería que había en la parte baja habían estallado, por lo que procedieron a acordonar la calle y a cortar el tráfico viario.

El edificio se vino abajo a los pocos minutos, justo cuando llegaban los bomberos. En esos momentos se vivieron momentos de pánico, al pensar que podía haber personas atrapadas entre los escombros. El dueño de la zapatería, Julio Rodríguez, lo recordaba por la mañana con gran preocupación: "Sabía que arriba vivían cuatro personas de origen chino que estaban dentro de su casa cuando ocurrió el desplome y pensé que les podía haber pillado".

Sin embargo, hubo suerte, ya que la parte del edificio que se derrumbó no afectó a la buhardilla. Los bomberos accedieron por la escalera del inmueble y llegaron a la buhardilla, donde se encontraba la familia asiática. Ésta tenía arrendado el piso desde hacía 17 años a un inmigrante vietnamita, según explicaron varios vecinos de la zona. Los afectados pudieron abandonar su piso por sus propios medios y fueron realojados por los servicios sociales del Ayuntamiento de Madrid. Igual ocurrió con una anciana, cuya vivienda es colindante con el inmueble derruido, y ante el riesgo de que la pared medianera pudiera venirse abajo.

"Cuando hice caja y cerré el negocio a las nueve de la noche, no vi nada extraño. El susto me lo llevé cuando me avisó la policía a la una y media de la madrugada diciéndome que habían reventado las lunas y la marquesina", añadió el dueño de la zapatería. "Menos mal que ha sido a esas horas, que no había nadie en la calle y la familia de la buhardilla no ha sufrido nada, porque, desde luego, lo que son irremplazables son las vidas humanas", añadió Rodríguez. El edificio fue construido hace 80 años y tenía la estructura de madera, por lo que se supone que las lluvias pudieron acelerar su desplome.

Demolición inmediata

Los responsables del Departamento de Protección de la Edificación, dependiente de la Gerencia Municipal de Urbanismo, decretaron la demolición inmediata de las partes que aún quedaban en pie. Por la mañana, varias máquinas excavadoras acabaron con los cimientos y con el almacén de la zapatería. Su dueño pudo sacar el calzado que tenía guardado en él y transportarlo a dos furgonetas que alquiló ayer mismo.

Los albañiles apuntalaron el edificio contiguo. Los bomberos fueron requeridos sobre la una de la tarde, ya que parte de la cornisa y algún balcón del inmueble colindante, esquina a la calle del Naranjo, también estaban agrietados. Al final no fue necesario su desalojo. Bastó que los bomberos apearan los elementos que amenazaban con caerse a la calle.

ULY MARTÍN

Adelanto a la piqueta

El edificio que se hundió ayer en Tetuán iba a ser demolido en el plazo de ocho o diez meses. La parcela se encuentra dentro de un área de planeamiento interior, aprobada por el Ayuntamiento de Madrid en 1989, lo que supone el derribo de los inmuebles más antiguos y la construcción de otros nuevos.

La adjudicataria de esos terrenos es la constructora Pryconsa, que los destinará a pisos. Según explicó el dueño de la zapatería afectada, Julio Rodríguez, esta compañía ya se ha puesto en contacto con los propietarios e inquilinos de los locales o los pisos para indemnizarlos o darles otra vivienda. "Yo exijo mi sitio. Ahora estoy pendiente de que estudien mi oferta", señaló Rodríguez.

* Este artículo apareció en la edición impresa del martes, 28 de octubre de 2003.

Archivado En:

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50