Reportaje:

Servicios garantizados

Uniway Technologies blinda los sistemas informáticos ante los imprevistos

Garantizar la continuidad del servicio de los sistemas de información ante cualquier eventualidad, ya sea catástrofe natural o terrorista, o por problemas técnicos severos, es la actividad principal de Uniway Technologies. La empresa española, constituida en 2000, alcanzó una facturación ese mismo año de 6,6 millones de euros, que representan un crecimiento del 16% respecto al año anterior, y tiene previsto alcanzar los 8,8 millones de euros de facturación en el presente ejercicio.

Para lograrlo, la compañía dispone de un Centro de Datos de Alta Seguridad en Madrid, que ocupa una extensión de 1.500 metros cuadrados con la más avanzada tecnología, desde el que se realizan los controles y donde se alojan las bases de datos duplicadas de las empresas clientes, entre las cuales se encuentran Aegón, Banesto, Ence, Talgo o Tele 5. Este centro representó una inversión de cuatro millones de euros y entre sus planes se incluye la creación de otro centro similar también en Madrid, con una inversión semejante.

La empresa española alcanzó una facturación en 2002 de 6,6 millones de euros, un 16% más que en el ejercicio anterior

"Aunque los sectores más afectados son la banca y finanzas, la Administración pública, las empresas de servicios y comunicaciones y de forma creciente cualquier otro tipo de industria deberían estar preparadas para contingencias, al estar ya informatizados prácticamente todos sus procesos", señala Hassan Kalantari, fundador y director general de la empresa. "Sin embargo, lo cierto es que al no existir ninguna obligatoriedad de contar con un plan de contingencias en las compañías, la práctica nos indica que queda mucho por hacer". El fundador de Uniway explica que, "de hecho, ya se está considerando en la Unión Europea la necesidad de exigir a las empresas planes que aseguren sus sistemas de información como se aseguran otra clase de activos".

En cuanto a los costes, según explica Kalantari, "las empresas no necesitan realizar altas inversiones en esta clase de infraestructuras, porque las pueden subcontratar, permitiéndoles un importante ahorro de costes y una total garantía".

Un ejemplo del posible desastre que afronta una empresa por no contar con un plan de contingencias es el que la compañía Iberia sufrió el pasado año al incendiarse su centro de control; la consecuencia fue un caos total que duró 21 horas, que representó el retraso de 900 vuelos en todo el mundo y la cancelación de 48, lo que conllevó cuantiosas pérdidas económicas. "Si una empresa pierde su sistema de información porque no lo tiene duplicado o asegurado, puede incluso llegar a desaparecer como tal", afirma Kalantari.

La empresa ofrece un servicio integral a empresas que supone proceder en las siguientes fases: análisis de riesgos e impactos en el negocio, estrategia de recuperación de datos, elaboración del plan de contingencia, e instalación y configuración del entorno de contingencia, y por último simulacros.

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS