Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
ELECCIONES EN CATALUÑA

Piqué admite que tiene pocas posibilidades de llegar al Gobierno

Es poco frecuente que los candidatos, en periodo electoral, reconozcan las escasas posibilidades que tienen de llegar a gobernar. No así Josep Piqué, el presidente del PP catalán, quien casi siempre que puede admite que su partido no está en la mejor situación para alcanzar el poder en estos comicios.

Ayer, aunque de forma irónica, insistió en esta idea en una conferencia de prensa en Madrid, junto a la candidata Esperanza Aguirre y el ministro de Economía, Rodrigo Rato. Estaba hablando de las posibilidades de éxito de Aguirre que auguran todas las encuestas para las elecciones del domingo, y entonces dijo: "Yo lo tengo un poco más difícil". Entre las risas de los periodistas, el ex ministro de Ciencia y Tecnología continuó: "Pero nosotros somos muy animosos. Sabemos que a veces hay que pensar en el medio plazo, en una estrategia".

De esta manera, el candidato del PP admitía implícitamente que será difícil mantener la situación política actual, en la que CiU (56) y el PP (12) suman los 68 diputados necesarios para tener la mayoría absoluta en el Parlament. De hecho, ninguna de las encuestas publicadas hasta ahora augura que esa suma que domina la política catalana se pueda repetir después del 16 de noviembre.

Piqué reconoció que "la alternancia forma parte del juego democrático", una referencia que podría ser entendida a favor de los socialistas, pero enseguida aclaró que no sería buena en este momento de Cataluña porque "podría suponer la ruptura de una buena dirección y estructura política".

Por la tarde, el candidato recibió al secretario general de Comisiones Obreras en Cataluña, Joan Coscubiela, quien le presentó las propuestas de este sindicato para reformar, tras las elecciones, un modelo económico basado en bajos salarios, poca calidad en el empleo, poca inversión en formación y educación y pocos derechos de los trabajadores. CC OO presentará sus propuestas a todos los candidatos. En las elecciones madrileñas, la federación en esa comunidad del sindicato mayoritario ha pedido esta semana el voto para las formaciones de izquierda, esto es el PSOE e IU. Los representantes catalanes se limitarán a recomendar a sus afiliados que voten por aquellos partidos que defienden las políticas de progreso que propugna el sindicato.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 23 de octubre de 2003