Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Las huertas solares de Aesol

Cientos de ciudadanos invierten en producción de energía solar

La empresa navarra Aesol ha consolidado su iniciativa de huertas solares que hace posible la inversión de particulares en la producción de energía solar. Más de 360 ciudadanos ya son dueños de su propia instalación en áreas que comparten servicios comunes.

La experiencia contribuye decisivamente al cumplimiento de los objetivos fijados por el Plan de Fomento de las Energías Renovables aprobado por el Gobierno español en 1999. Este plan prevé la instalación de 135 megavatios de potencia fotovoltaica para 2010, aunque en la actualidad apenas se han alcanzado los 10 megavatios (7%). La iniciativa de Aesol ha hecho que Navarra haya alcanzado ya el 56% de los 7,7 megavatios previstos para la región.

"Proporcionamos las instalaciones y gestionamos todos los servicios. El ciudadano que invierte en la energía solar sólo tiene que estampar su firma en el contrato de compraventa", destaca Miguel Arrarás, director gerente de Aesol. "Ésta es la única posibilidad práctica de invertir directamente en energías renovables para los particulares", añade.

El concepto huerta solar registrado por la empresa Aesol, empresa perteneciente a Energía Hidroeléctrica de Navarra (70%), Corporación Caja Navarra (20%) y accionistas privados (10%), amplía sustancialmente el campo de la participación ciudadana en el desarrollo de la energía solar, hasta ahora limitado a instalaciones ubicadas en tejados de casas o edificios o en huertos y jardines privados. La investigación de este concepto se inició hace cinco años.

Los terrenos de las localidades de Arguedas y Sesma, en los que asientan las primeras huertas de generación energética solar propiedad de pequeños inversores, eran en su mayoría terrenos improductivos (escombreras, tierras salobres o pantanosas). Los consistorios perciben un canon económico y recaudan el impuesto de actividades económicas (IAE) y las tasas por licencias. Por regla general, los municipios entran a formar parte del proyecto como un propietario más. Aesol firma contratos de compraventa con cada uno de los particulares que adquieren las instalaciones.

Servicio integral

Aesol brinda un servicio integral y realiza todas las gestiones y tramitaciones administrativas, tanto en el proceso de construcción como en su control técnico, seguridad, mantenimiento y administración de la huerta solar. El ciudadano se convierte así en propietario de los paneles, 36 módulos fotovoltaicos BP de alta eficiencia, con una superficie de generación de 46 metros cuadrados; del seguidor Buskil k6, el sistema de rotación de diseño propio que sigue el giro del sol aumentando en un 35% la productividad de la instalación, y del inversor Ingecom Sun, que controla el seguidor.

La legislación vigente para el fomento de las energías renovables obliga a las compañías eléctricas a comprar el kilovatio por hora de origen solar inyectado en sus redes de distribución a un precio de 0,40 euros cuando se origina en pequeñas instalaciones particulares de menos de cinco kilovatios de potencia global. La electricidad producida por instalaciones solares de más de cinco kilovatios de potencia se paga a 0,22 euros.

Cuando se complete la ampliación de las dos primeras huertas solares navarras se habrá evitado la emisión de más de 4.000 toneladas al año de CO2 a la atmósfera, además de otros contaminantes.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Domingo, 19 de octubre de 2003