Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La 'Ley de Murphy' logra un premio IgNobel

La popular Ley de Murphy, expuesta por John Paul Stapp y Edward A. Murphy y que postula que "si algo puede ir mal, lo hará", logró, tras circular durante décadas por todo el mundo, el reconocimiento de los premios IgNobel, concedidos por la revista de humor Annals of Improbable Research (Anales de la Investigación Inverosímil) y por la Universidad de Harward. A pesar del humor que rodea estos galardones, imitación satírica de los Nobel, los organizadores advierten a los escépticos de que los estudios e investigaciones premiados "hacen a la gente reír" y "luego pensar". Una muestra de esta mezcla entre humor, curiosidad y ciencia la ofrece el premio IgNobel de Física de este año, concedido a un grupo de investigadores australianos por su "análisis de las fuerzas requeridas para arrastrar una sábana sobre diferentes superficies", o el IgNobel de Medicina, que cayó en manos de un grupo del Colegio Universitario de Londres por demostrar que los cerebros de los taxistas tienen áreas más desarrolladas que las del resto de los ciudadanos. En Psicología, el galardón fue para un estudio sobre los cinco criterios utilizados para clasificar la personalidad, de los que tan sólo se utilizan dos para valorar a los políticos. El japonés Yukio Hirosem, de la Universidad de Kanazawa, logró el IgNobel de Química por explicar por qué una estatua de bronce no atraía a las palomas. El IgNobel de Literatura fue para John Trinkaus por haber recogido de forma escrupulosa datos sobre las anomalías de la vida diaria referidas a temas como "qué porcentaje de gente joven lleva gorras de béisbol", "qué porcentaje de transeúntes lleva ropa de deporte blanca frente a otro color" o "qué porcentaje de automovilistas casi, pero no del todo, se para ante una señal de stop". Karl Schwdrzler y la nación de Liechtenstein ganaron el IgNobel de Economía por haber sido capaces de alquilar el país entero para celebraciones como convenciones o bodas.-

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 7 de octubre de 2003