Reportaje:

El Carme sí que pinta

Pintura de murales y actividades lúdicas durante una jornada contra la degradación del histórico barrio de Valencia

El barrio se mueve, está inquieto, bulle y se organiza. Para muestra, la jornada de ayer, convocada bajo el título Pintamos algo?, que comenzó por la mañana cuando poetas y pintores se lanzaron a la calle y empezaron a decorar, ilustrar o llenar de graffitis las paredes de solares abandonados en el entorno de la calle Alta. Se trataba de expresarse con el objetivo de dar una llamada de atención para que mejore la calidad de un barrio de Valencia, El Carme, cuya vitalidad no se corresponde con el abandono y la degradación que afectan al paisaje urbano de ese núcleo fundamental del distrito de Ciutat Vella.

Medio centenar de creativos y cerca de 50 organizaciones y empresas se sumaron a la iniciativa, definida como "un juego colectivo", a la vez divertido y reivindicativo, entre el arte, la protesta ciudadana y la animación vecinal. "Mucha gente pequeña haciendo cosas pequeñas puede llegar a hacer algo grande", explicaban en su página web (http://www.barriodelcarmen.net) los promotores, a modo de lema que resume el espíritu de la convocatoria.

Muchos de los organizadores de Pintamos algo? son residentes de El Carme, otros poseen locales en la zona y no quieren quedarse cruzados de brazos ante la desidia de la Administración y el inexorable avance de los problemas. La gente se fue sumando a un proyecto que se desarrolló sin la colaboración del Ayuntamiento de Valencia.

Además de la pintura de murales, la iniciativa incluyó lo que denominó El muro de la resistencia, promovido por los colectivos Poesíasalvaje.com y Al margen, donde los ciudadanos escribieron textos y expresaron sus ideas junto a mensajes recibidos de 12 países. Radical Lliure, por su parte, montó ordenadores en la calle en lo que fue el primer hack in the street de Valencia, con funcionamiento de una red Linux.

Actuaciones de grupos de percusión, de teatro de calle, de títeres o de mimo y actividades de ONG como Valencia Acoge colaboraron a hacer más atractiva la jornada, junto al proyecto Pluralia o el colectivo Arrozabanda, para denunciar la especulación y la degradación, para insuflar vida al futuro del barrio y demostrar a quien corresponda que El Carme sí que pinta. Y mucho.

Participantes en la iniciativa <i>Pintamos algo?</i>, ayer, aplicándose a cambiar el rostro de los muros del barrio de El Carme de  Valencia.
Participantes en la iniciativa <i>Pintamos algo?</i>, ayer, aplicándose a cambiar el rostro de los muros del barrio de El Carme de Valencia.CARLES FRANCESC

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Logo elpais

Ya no dispones de más artículos gratis este mes

Suscríbete para seguir leyendo

Descubre las promociones disponibles

Suscríbete

Ya tengo una suscripción