Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Eva Blanco, el caso sin resolver tras seis años de investigaciones

Es el caso por excelencia y, a pesar de que la Guardia Civil le ha dedicado más de seis años de investigaciones, el asesinato, el 20 de abril de 1997, de Eva Blanco Puig, una joven de 17 años vecina de Algete, sigue en la lista de pendientes. "Es un crimen en el que hemos tocado todas las posibilidades que estaban a nuestro alcance y por más vueltas que le damos no logramos resolverlo", explican fuentes de Homicidios. De hecho, se ha convertido en la pesadilla de los guardias civiles de Madrid.

Eva Blanco fue hallada muerta con cuatro puñaladas en la espalda en un descampado próximo a una carretera comarcal, a seis kilómetros de Algete. La joven había sido violada, lo que permitió, a través del semen del criminal, elaborar su perfil genético. La última persona que la vio con vida fue una amiga que la acompañó hasta las proximidades de su casa.

El alcalde de Algete en 1999, Jesús Herrero (PSOE), pidió a los vecinos varones mayores de 16 años que se sometieran voluntariamente a la prueba de ADN. En febrero de 2001, 45 personas se hicieron la prueba. Se trataba de familiares de la fallecida, por línea materna y paterna, y delincuentes de los alrededores de Algete, entre los que se encontraba el padre. Todas las pruebas dieron perfiles distintos del extraído del semen del criminal. "En ningún momento lo hemos dejado, pero ahora que hemos cerrado todos los casos pendientes de este año y del pasado, seguiremos de nuevo a fondo hasta que demos con el asesino", señala el capitán de la Policía Judicial Javier Rogero.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Domingo, 14 de septiembre de 2003