Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Útil

Doble ventana

POR MUCHO que se hayan ya implantado en Internet y lleguen a ser ya una insoportable rutina para los navegantes de la Red, nadie se acostumbra a esos incómodos popups (ventanas emergentes publicitarias) que aparecen constantemente sin haberlas pedido, y que la mayoría de las veces hacen que la navegación sea mucho más tediosa. Ni que decir tiene que ese número de popups se multiplica hasta el infinito cuando se andan por contenidos un tanto alternativos.

Ahora, la casi totalidad de páginas personales albergadas en servidores gratuitos (y muchas de pago) muestran uno o varios popups antes de abrir la que realmente se estaba visitando. Además de suponer la incomodidad antes relatada, para aquellos que dispongan de una conexión limitada, la navegación se lentificará debido al ancho de banda que estas ventanas chupan.

MÁS INFORMACIÓN

Pero hay aplicaciones que ayudan a paliar, en mayor o menor medida, este problema. Una de ellas es PopUp Killer.

Esta utilidad, que no ocupa ni un mega en la descarga, se encarga de identificar esas molestas ventanas y cerrarlas antes incluso de que aparezcan en la pantalla, evitando así tener que cerrarlas el usuario.

Otra característica es que también permite definir el número de ventanas que el navegador puede abrir simultáneamente, función esta realmente interesante cuando las páginas web que se cierran abren otras nuevas. Se puede activar cuando arranca el ordenador y no empieza a cumplir su función hasta que no detecta que hay conexión con Internet.

Se puede deshabilitar durante un tiempo para que no actúe y no cierre ninguna clase de ventana. Esta utilidad es realmente recomendable cuando se visitan páginas web específicas (por ejemplo, muchos bancos, así como webs de reservas, empiezan a utilizar esta técnica para mostrar información). También, y para una página en concreto, se puede inhibir simplemente con una combinación de teclas predefinidas por el usuario.

Un archivo de actividad (llamado log) muestra el número de ventanas cerradas automáticamente por el programa, e incluso muestra la hora a la que ha sido cerrada cada ventana.

Asimismo, tiene un editor de listas blancas. Se trata de la posibilidad de cerrar o no cerrar nunca ventanas en función del sitio que se está visitando.

Hay que tener en cuenta que algunos webmasters se valen de estas ventanas emergentes para obtener ingresos mediante la publicidad. Si se considera útil la página y se quiere ayudar a mantenerla, es conveniente dejar que aparezcan en el monitor. Este programa es totalmente gratuito, aunque dispone de una versión más avanzada. Licenciar la versión con más funcionalidades cuesta 24,95 dólares (poco menos de 23 euros).

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 11 de septiembre de 2003