Crítica:POPCrítica
i

Cantando en el alambre

Manolo Tena volvió a salir a dar un paseo por ese alambre que vertebra toda su carrera de compositor, que ha sembrado de legendarias composiciones ya casi cuatro décadas. Lo hizo acompañado de una banda de solventes intérpretes, todos viejos camaradas de esa guerra inacabada que es el rock. Grababa un disco en directo que refleje lo que ha sido su trayectoria como componente de Cucharada y Alarma y, después, en solitario, con el punto álgido que alcanzó con el álbum Sangre española.

Estuvo generoso en la oferta de temas, regalando a su rendido público piezas tan hermosas como Marilyn, Loco por verte, Tocar madera o Frío. Un tema destinado a llenar un importante capítulo en la historia del rock español y que sonó especialmente bien con las colaboraciones de Álvaro Urquijo y Jaime Asúa, el guitarrista de Alarma. Un momento musical brillante y único para coronar la noche en que Manolo Tena se volvió a encontrar con sus clásicos.

Manolo Tena

Manolo Tena (voz y guitarra), Jesús Cayuela (dirección musical y piano), Ángel Venancio y Antonio Molina (guitarras), Pablo Salinas (teclado y guitarra), Yrvis Méndez (bajo), Tony Vázquez (batería), Lucrecia García y Celia Vergara (coros), Lorenzo Azcona (saxo), Pepe Troya (trompeta), César Guerrero (trombón) y Marcos (percusión). Cuartel de Conde Duque. Madrid, 3 de septiembre.

* Este artículo apareció en la edición impresa del jueves, 04 de septiembre de 2003.

Se adhiere a los criterios de