Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Dañado en un robo el mausoleo del tenor Gayarre, obra de Mariano Benlliure

El Grupo de Delitos contra el Patrimonio de la Guardia Civil está investigando el expolio de la tumba del tenor navarro Julián Gayarre (1844-1890), cuyo mausoleo en el cementerio de Roncal, su localidad natal, es una de las obras más destacadas del escultor valenciano Mariano Benlliure (1862-1947). Los ladrones se llevaron una pieza del conjunto funerario (un bucráneo de bronce que formaba parte de la decoración del sarcófago), al que causaron además graves daños.

Tanto el Departamento de Cultura y Turismo del Gobierno navarro como el Ayuntamiento roncalés, propietario de la tumba, han denunciado el robo de la pieza, de 25 centímetros de altura, que estaba fijada al mármol del sarcófago mediante una espiga de bronce que resultó deteriorada por la acción de los ladrones. El bucráneo es un ornamento que reproduce un cráneo de buey al estilo renacentista.

Los golpes dañaron también parte del mármol del conjunto y unas guirnaldas decorativas que han sido retiradas por los técnicos para su recuperación.

El mausoleo de Julián Gayarre fue construido por Benlliure en 1895 e instalado en 1901 en el cementerio de la localidad natal del cantante. De estilo modernista, está realizado en mármol de Carrara blanco veteado y bronce colado. Los expertos lo consideran uno de los trabajos más destacados del escultor valenciano, el último gran maestro del realismo decimonónico y autor de otros conocidos monumentos funerarios como los dedicados a los políticos Sagasta y Canalejas o el del torero Joselito, ubicado en Sevilla.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 29 de agosto de 2003