Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Fomento vuelve a utilizar la máquina incendiada en el túnel del AVE

El Ministerio de Fomento asegura que el incendio no causó riesgos para los trabajadores

La máquina que se incendió la madrugada del pasado miércoles ya ha vuelto a funcionar, tras pasar la revisión de los peritos y técnicos de la unión temporal de empresas (UTE) que se encargan de la construcción del túnel del tren de alta velocidad a Valladolid. Según el Gestor de Infraestructuras Ferroviarias (GIF), organismo dependiente del Ministerio de Fomento, el accidente no supuso ningún riesgo para los trabajadores que se encontraban a esa hora en las obras. Los planes de seguridad fueron activados ante la eventualidad, sin que fuera necesaria la intervención de los bomberos.

El accidente se produjo sobre las 6.30 del miércoles, cuando el conductor de la máquina que suministra materiales a la tuneladora se percató de que salía mucho humo del motor. Se bajó de la cabina y con dos extintores apagó las llamas. Eso sí, se generó gran cantidad de humo, lo que motivó que el vigilante de seguridad de las obras llamara al teléfono de emergencias 112. Al lugar acudieron los bomberos y la Guardia Civil. La máquina se encontraba a 1.280 metros de la entrada sur, en Miraflores de la Sierra.

El incendio se produjo en el turbo de la máquina, lo que causó que saliera gran cantidad de humo. Según explicó ayer el GIF, uno de los manguitos del aceite se rompió, lo que "originó una pequeña nube de humo". "El vigilante de prevención de noche avisó al 112 en cumplimiento de los planes de seguridad previstos en la obra, cuya aplicación no llegó a ser necesaria", explicó un comunicado oficial del ente público dependiente de Fomento. Al lugar del accidente acudió una dotación de bomberos de la Comunidad de Madrid, que sólo se encargaron de comprobar que el incendio estaba sofocado y no suponía un riesgo para los trabajadores. "La situación ya había quedado completamente normalizada a su llegada", explicaron fuentes del GIF.

"Normal funcionamiento"

Las empresas concesionarias de la construcción del túnel (Sacyr Vallehermoso, Dragados, Necso y OHL) señalaron ayer que la máquina entró en servicio a las cuatro de la tarde del miércoles, después de que los técnicos y peritos comprobaran su motor y que no existía riesgo para los trabajadores. Desde esa hora se encuentra "en normal funcionamiento", según el GIF.

Los sindicatos CC OO y UGT criticaron el miércoles "la falta de seguridad" que tienen las obras del futuro AVE a Valladolid, ya que se han producido cuatro accidentes laborales de envergadura en lo que va de año. El primero, ocurrido en febrero, causó la muerte de dos trabajadores tras venirse abajo una tolva de grava y atrapar a los empleados. El pasado 6 de agosto, 34 obreros quedaron atrapados en la entrada por la vertiente segoviana durante cinco horas por el incendio de una máquina similar a la siniestrada el miércoles. Las labores de rescate se retrasaron, ya que ni en la obra y ni en Segovia había bombonas de oxígeno de larga duración.

Ambos sindicatos anunciaron que pedirán la apertura de expedientes informativos para determinar la responsabilidad de los accidentes. Estas medidas serán solicitadas la próxima semana, cuando mantengan una reunión con los responsables del GIF y de la UTE que construye el túnel. Responsables de las dos formaciones sindicales achacaron a la rapidez que se está imprimiendo a las obras los problemas que se están produciendo en la construcción de este túnel.

El GIF señaló ayer en el comunicado que las obras del túnel de Guadarrama cuentan con los planes de seguridad más adecuados: "El GIF desea ratificar que la seguridad en sus obras constituye el elemento primordial de sus actuaciones y que, por tanto, prevalecerá siempre este criterio de prevención ante cualquier eventualidad, sin que ello deba suponer motivo de alarmismo injustificado". "El túnel se construye con los mejores y más avanzados sistemas de seguridad, tanto en la fase de construcción como de explotación", añadieron fuentes del GIF.

El suceso se produjo la víspera de una visita que efectuó ayer el presidente del Gobierno, José María Aznar, que entró en el túnel por la vertiente segoviana y comprobó en persona el lugar donde se produjo el accidente del pasado 6 de agosto.

El túnel bajo la sierra de Guadarrama mide 28 kilómetros de longitud y supondrá una inversión de 1.081 millones de euros. Está previsto que esté terminado en 2005.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 29 de agosto de 2003