Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Crítica:FERIA DE MÁLAGA | LA LIDIA

Hermoso y compañía

Hermoso de Mendoza ha logrado que se le espere, a él y a sus caballos, que todo lo que hace cobre una dimensión propia. Lo nunca visto fue la petición de oreja en el quinto, que duró varios minutos, hasta que se logró arrancarla materialmente de las manos de la presidencia.

Se llegó a la cota más alta en banderillas, con Danubio, que se cruzaba y desengañaba cabalgando de costado; el mismo nivel y por idéntico camino alcanzó Diego Ventura, que consiguió quiebros tan buenos como los del estellés marrando a la hora de la muerte.

Volvió a lucir Hermoso de Mendoza con Chicuelo en banderillas y completó actuación con Cervantes. Diego Ventura revalidó su actuación: toreó desde el inicio y formó el alboroto en banderillas, fallando al final.

Flores / Domecq, Hermoso, Ventura

Toros de Viuda de Flores Tassara, despuntados para rejones, 2º y 4º resentidos de los cuartos traseros. Luis Domezq: silencio y silencio. Hermoso de Mendoza: oreja y oreja. Diego Ventura: gran ovación y vuelta tras dos avisos. Plaza de la Malagueta, 17 de agosto, 8ª de abono. Casi lleno.

MÁS INFORMACIÓN

Luis Domecq no tuvo su día.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Lunes, 18 de agosto de 2003