Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El agua de La Concha alcanza los 26 grados, cuatro más que lo habitual

La ola de calor que azota Europa va camino de convertir la Bahía de la Concha de San Sebastián en una bañera. La temperatura del agua era ayer de 26 grados en la superficie, la más alta de las últimas décadas. La media del mes de agosto suele rondar los 21 o 22 grados; en invierno, en jornadas muy frías, puede bajar hasta los nueve grados.

Fuentes del Aquarium aseguran que ayer se superaron todas las mediciones realizadas por el centro desde los años 50. También en Pasajes, donde la temperatura alcanzó en superficie los 25,5 grados y los 23,6 a 10 metros de profundidad. De prolongarse esta situación, podría afectar al fitoplancton, según el ingeniero del Instituto Azti, Manuel González, lo que dejaría sin nutrientes a distintas especies. En todo caso, las consecuencias no se conocerán hasta que finalice el verano. La ausencia de lluvias empieza a preocupar por otras cuestiones. Ayer, los ayuntamientos de Gernika y Bermeo pidieron un uso responsable del agua ante la perspectiva de que haya que recurrir a restricciones.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 12 de agosto de 2003