El grupo hotelero francés Accor cierra su participación en Globalia

La firma francesa controla el 2,5% del grupo turístico de José Hidalgo

Accor, el grupo hotelero más importante de Europa, asumió durante el fin de semana una participación del 2,5% en Globalia, la firma propiedad de Juan José Hidalgo, que incluye Viajes Halcón, Travelplán, Viajes Ecuador y Air Europa. Con este acuerdo -del que se desconoce la inversión de Accor- se cierra un pacto que se remonta a enero de este año. En un sector castigado por el bajo crecimiento, las dos empresas esperan poder tomar ventaja de las sinergias de sus actividades.

Las dos firmas decidieron la entrada de Accor en el capital de Globalia en enero de este año. El grupo español presidido por el salmantino Juan José Hidalgo logró adquirir después de 11 meses de negociaciones, el control de Viajes Ecuador, que estaba en manos de la sociedad Carlson Wagon Lit Travel, participada al 50% por Accor y la estadounidense Carlson Companies. En la transacción se pactó que ambas tendrían una opción de entrada en el capital de Globalia. Carlson todavía puede usar esta opción y entrar en el accionariado del grupo español.

La clave del acuerdo entre Globalia y Accor es la compatibilidad de sus negocios. Globalia posee la red de agencias de viajes más numerosa de España con más de 1.100 establecimientos, mientras Accor es el líder europeo en el sector hotelero con casi 4.000 hoteles en 90 países. La convergencia entre las dos firmas las indujo a firmar un acuerdo en noviembre de 2002 en el que Globalia se comprometió a distribuir los servicios turísticos de Accor para competir con el gigante alemán TUI en el mercado del sur de Europa.

Esta operación se produce en un momento de expansión de Globalia. A pesar del escaso crecimiento en el sector turístico en los últimos dos años como consecuencia de los efectos negativos del 11-S, la guerra en Irak, y el virus de neumonía atípica, Globalia espera aumentar sus beneficios este año. El grupo, que tiene su sede central en Palma de Mallorca, espera, este año, superar los 22 millones de euros de beneficio neto que consiguió en 2002 y alcanzar los 30 millones, lo que supone un incremento del 36%. También confía en sobrepasar la barrera de los 2.000 millones en facturación

En el primer trimestre de este ejercicio el tirón fue del 13,7% con respecto a 2002. En 2001 Globalia perdió 13 millones de euros.

Accor, por su parte, ha sufrido más la parálisis del sector. En el primer semestre de este año, su facturación cayó un 7,8% respecto al mismo periodo de 2002, debido al desplome del dólar frente al euro. En 2002 la firma francesa obtuvo un beneficio de 430 millones.

* Este artículo apareció en la edición impresa del domingo, 03 de agosto de 2003.

Se adhiere a los criterios de
Lo más visto en...Top 50