Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El espionaje mundial pasa por el filtro de Fernando Rueda

"Operaciones secretas" es el título de la nueva obra del profesor de periodismo de investigación de la Universidad San Pablo-CEU, Fernando Rueda. En el que se analizan torturas y asesinatos, intrigas, nuevas tecnologías, fenómenos sobrenaturales, intoxicaciones y secuestros de los últimos 60 años.

Según Rueda, "las misiones de un servicio secreto, tienen que ver con la obtención de la inteligencia, necesaria para garantizar la seguridad nacional. Lo que no aparece en ningún manual, es que tengan el derecho a utilizar la violencia para conseguir unos fines que se suponen lícitos". Para el profesor "ésa es la teoría, pero tampoco nos engañemos, porque hay bastantes excepciones y muy importantes. El presidente de los EEUU, George W. Bush, anunció en el año 2002 que había dado órdenes a la CIA para que eliminara a varios terroristas de la red de Al-Qaeda, dirigida por Osama Ben Laden. Sin pruebas, sin juicios: únicamente porque él lo había decidido".

Fernando Rueda ha señalado que "en todos los supuestos de terrorismo de Estado aparecen detrás los servicios secretos nacionales. Las fuerzas de seguridad están siempre sujetas a las normas que marcan las leyes. Sin embargo, los servicios de inteligencia funcionan de otra manera". Rueda ha manifestado que "el problema estriba en que esos servicios se encuentran bajo las órdenes de presidentes o jefes de gobierno, quienes, con demasiada frecuencia, confunden sus intereses y deseos propios con los del Estado". John F. Kennedy creó el proyecto 'Mangosta' para acabar con Fidel Castro. Uno de los planes del asesinato consistía en envenenarle con uno de sus puros.

Otra de las investigaciones que analiza en su libro Fernando Rueda sucede entre las paredes centenarias y misteriosas del Vaticano. "Aparece protagonizado por cardenales encargados de proteger el buen nombre de la Santa Sede, por guardias suizos que siempre contemplamos inmóviles, pero cuyos oídos están al tanto de grandes secretos de Estado, y por agentes infiltrados de la Stasi, el peligroso espionaje alemán, capaces de hacer cualquier cosa para conseguir información". Rueda cuenta como "el Papa desconocía que el jefe de su Guardia Suiza, Alois Estermann, casado con Gladis Meza, le espiaba para el servicio secreto de Alemania Oriental". Estos son tan solo algunos de los temas que el autor analiza en su libro, ya que tras más de veinte años de profesión, su mayor pasión ha sido la investigación sobre temas de espionaje. En 1993, tras siete años desvelando informaciones acerca de los mismos en la prensa, publicó "La Casa", primera obra que apareció en España sobre CESID. Fue un éxito de ventas que sacó a la luz las ilegalidades del servicio secreto español, anticipando los escándalos que luego serían conocidos por la sociedad. Después vinieron dos libros más hasta cerrar el ciclo con "Por qué nos da miedo el CESID".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Lunes, 28 de julio de 2003