Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
TOUR 2003 | Decimonovena etapa

El gran duelo de dos médicos de dudosa reputación

El Tour del Centenario ha sido el de la pasión, el del suspense, el del ciclismo puro, el del espectáculo, el único de los últimos años en el que la palabra dopaje no ha aparecido. Pero los cínicos no han dejado de existir porque se haya producido esta marea de ingenuidad y optimismo. Este Tour, el del gran duelo Armstrong-Ullrich, ha sido también el que ha batido el récord de velocidad -una media antes de la etapa de París de 40,909 kilómetros por hora, 700 metros más que el récord precedente, el de Armstrong en 2000-, el del gran duelo a la sombra entre Michele Ferrari y Luigi Cecchini, los dos médicos italianos, de dudosa reputación, que están detrás de la preparación fisiológica del norteamericano y del alemán.

MÁS INFORMACIÓN

Luigi Cecchini preparó a Bjarne Riis cuando el danés ganó el sexto Tour de Indurain. Es conocido en España sobre todo gracias a Eufemiano Fuentes, el ex médico del Kelme que le dejó un mensaje a Ángel Casero en su teléfono móvil recordándole que tenía las bielas de Cecchini cuando Fuentes estaba a sueldo de Óscar Sevilla, rival derrotado por Casero en la Vuelta de 2001.

Cecchini, basado en la Toscana, junto a Pisa, acogió a Ullrich a petición de Riis cuando el alemán estuvo a punto de firmar por el equipo del danés, el CSC, y con él, Ullrich ha iniciado un cambio que le llevó a su día más glorioso del Tour 2003, la contrarreloj de Toulouse en la que manejó un desarrollo no muy exagerado y mayor cadencia de pedalada que la que utilizaba con las técnicas de la escuela del Este.

Mientras Cecchini no está adscrito a ningún equipo ni tiene problemas de competencia entre sus atletas, a Ferrari, el 'mito', Armstrong le exige dedicación casi exclusiva. Su contacto con el norteamericano en el Tour ha sido prácticamente cotidiano a través del osteópata de Ferrara que ha trabajado con el masajista habitual de Armstrong las dos últimas semanas del Tour. Ferrari, con una marea de procesos en Italia acusado de prácticas dopantes, fue la materia gris que hace 10 años llevó a Tony Rominger a ganar tres Vueltas, un Giro y a batir dos veces el récord de la hora. También está tras los cinco Tours de Armstrong.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Domingo, 27 de julio de 2003