Garzón fija una fianza de 70.000 euros para el presunto 'correo' de fondos a México

El juez de la Audiencia Nacional Baltasar Garzón impuso ayer una fianza de 70.000 euros al presunto integrante del aparato logístico de ETA Mikel Josu Arronategi Bilbao, de 70 años, al que imputa el haber hecho llegar fondos de la organización terrorista a su responsable logístico, Juan Ángel Otxoantesana Badiola, Kirru.

Según el auto dictado ayer por el magistrado, "existe una estructura estable de ETA, plenamente desarrollada en México, conformada por los miembros huidos de la organización terrorista que se han asentado en el país". Esta estructura, autodenominada "Colectivo de refugiados de México", está organizada en "taldes" o equipos dirigidos por un comité de coordinación que integran cuatro o cinco personas del colectivo y presididos por un responsable, que está "subordinado funcional y orgánicamente a la dirección de ETA en Francia".

Entre las personas que figuran como adscritos al comité de coordinación figuran: Juan Carlos Artola, Mambru, responsable actual del colectivo en México; Juan Ángel Otxoantesana, Kirru, integrante del comité y detenido el 25 de agosto de 2002 en Francia, y Ernesto Alberdi, Raka, miembro del comité y responsable del talde del Estado de Puebla.

Fondos para el aparato

Además, según el auto de Garzón, los responsables de los otros taldes son: Asier Arronategi, hijo de Mikel Josu y responsable de Monterrey (Nuevo León); José María Urquijo, Kinito, que fue topo del subcomisario José Amedo y actual responsable del talde del Estado de Quintana Roo; Asunción Gorrotxategi, La Rubia, responsable de Oaxaca, y Felix Salustiano García Rivera, Yiyo, responsable del talde del Estado de México y del Distrito Federal.

Las funciones del Colectivo de refugiados de México "están siempre orientadas, coordinadas y supervisadas por la dirección de dicha organización en Francia y destacan fundamentalmente aquellas que están asociadas a los denominados: aparato de falsificación, aparato logístico y aparato financiero.

La dirección de ETA proporcionó entre 2000 y 2001 fondos por valor de 162.273 euros para financiar las actividades del aparato logístico en México. ETA hacía llegar el dinero en efectivo a sus militantes y colaboradores para que lo transfirieran al aparato de México. Éstos, a su vez, utilizaban transferencias internacionales o constituían fondos de inversión y cuentas puente usando identidades falsas para hacer llegar el dinero a sus destinatarios finales en México.

Arronategi, según el juez, forma parte de la trama financiera de ETA y abrió cuentas en las que se recibieron 19 millones de pesetas (114.192 euros) que hicieron llegar a Otxoantesana.

La Fiscalía anunció ayer que solicitará la extradición de todos los presuntos etarras detenidos en México por delito de pertenencia a banda armada.

* Este artículo apareció en la edición impresa del 0021, 21 de julio de 2003.

Lo más visto en...

Top 50