Los vehículos nuevos de la UE deberán tener en 2006 frenos ABS

La Comisión Europea quiere reforzar la seguridad vial y para ello ha propuesto modificar una directiva para obligar, por ejemplo, a los fabricantes a que doten con el sistema de frenado antibloqueo ABS a todos los vehículos nuevos a partir de 2006. De aprobarse definitivamente la norma, tendrán que tener ABS no sólo los coches privados, sino también las camionetas, los camiones, los remolques y los autobuses.

La UE tiene las normas de seguridad vial más severas y quizá numerosas (45) del mundo y éstas se adaptan a la evolución tecnológica constantemente. De ahí la nueva propuesta de Bruselas, que además de exigir ABS a los vehículos a estrenar quiere que todos los nuevos (dos millones cada año en la UE) estén equipados con retrovisores de mayor calidad, una señalización luminosa reforzada, protecciones laterales para evitar que los ciclistas y los peatones puedan ser arrollados y dispositivos especiales para que los neumáticos no patinen sobre el agua.

Además de todo ello, los sistemas de remolque, los neumáticos y los cristales deberán estar homologados y los autobuses, además de cumplir los nuevos requisitos, deberán disponer de salidas de emergencia adaptadas a la capacidad de transporte del vehículo, facilitar el acceso a las personas de movilidad reducida (con asientos reservados para ellas) y disponer de lugares adecuados para situar sillas de ruedas. Los autobuses turísticos deberán también tener un "espacio de supervivencia" suficiente en caso de que el vehículo vuelque.

Las nuevas normas entrarán en vigor a partir de 2006, aunque algunas pueden demorarse incluso hasta 2010 dependiendo de las categorías de los vehículos.

* Este artículo apareció en la edición impresa del lunes, 14 de julio de 2003.

Archivado En:

Te puede interesar

Suscripciones El PaísSuscríbete

Lo más visto en...

Top 50