El PSOE confía en resolver la crisis en L'Alacantí desde el diálogo

Cuesta se entrevista mañana en Ferraz con los ediles expedientados

El secretario de Política Municipal del PSOE, Álvaro Cuesta, se entrevistará mañana en Madrid con los siete diputados de L'Alacantí para conocer las razones de su acción. Cuesta insistió ayer en que el federal, responsable último de sancionar a los ediles, intentará una solución al conflicto dialogada, un planteamiento que comparte el secretario general del PSPV, Joan Ignasi Pla. El PSOE se ha dado de plazo hasta el 7 de julio para resolver el caso.

La dirección del PSOE abrió el lunes, a petición de la federación socialista valenciana, un expediente informativo y otro disciplinario por los acontecimientos sucedidos hace dos semanas en L'Alacantí, donde un grupo de ediles rechazó la lista oficial de candidatos a la Diputación Provincial de Alicante, amparándose en que ni había sido consensuada con la agrupación comarcal, ni cumplía con el criterio de paridad ni reconocía el avance electoral obtenido por el partido en varios municipios de la comarca. La ejecutiva del PSPV exigió de inmediato a los ediles rebeldes que devolviesen al partido su acta de diputado y como no lo hicieron resolvió proponer su expulsión al órgano federal.

Ayer, Cuesta, a quien el PSOE ha encomendado la instrucción de este expediente, explicó que ha solicitado un informe sobre los hechos a la dirección socialista valenciana y mañana jueves se entrevistará con los siete diputados rebeldes para conocer las razones de esta acción. "Las medidas cautelares y las sanciones tienen que ser tratadas necesariamente por la ejecutiva federal", reiteró el responsable federal de Política Municipal. "Nuestra intención [con este proceso] no es desautorizar a Pla sino cumplir con los estatutos", agregó Cuesta.

El dirigente federal aseguró que no se pueden adoptar medidas drásticas antes de oír a las partes y subrayó que los hechos ocurridos en L'Alacantí no son comparables, "ni tienen nada que ver" con lo ocurrido con los dos diputados tránsfugas en la Asamblea de Madrid como ha insinuado un cargo público alicantino, declaró Cuesta. El responsable del PSOE no dio su nombre, pero se estaba refiriendo al secretario general del PSPV de Alicante, el senador Ángel Franco, que ha equiparado en reiteradas ocasiones ambos casos. "Es desmesurado", añadió.

La dirección del PSOE confía en cerrar el conflicto valenciano antes de la constitución formal de la corporación provincial de Alicante, prevista para el 13 de julio e insistió en que lo ideal sería resolverlo desde el diálogo. "En cualquier caso, la situación debe estar cerrada por cualquiera de las dos vías [la consensuada o la disciplinaria] antes de esa fecha", subrayó Cuesta.

Varios miembros de la ejecutiva federal del PSOE han seguido la crisis valenciana desde que estalló hace dos semanas. En Ferraz, donde el escándalo provocado por los diputados tránsfugas Eduardo Tamayo y Teresa Sáez absorbe todas las energías de la dirección, el episodio valenciano ha causado perplejidad. En un complicado juego de equilibrios, los dirigentes federales buscan una salida no traumática al conflicto sin desautorizar a la ejecutiva de Pla. De partida, Madrid no está de acuerdo en expulsar del partido a cuatro diputados y dos alcaldesas, aunque su acción "atenta contra las normas disciplinarias del partido y la dirección actúa correctamente cuando nos plantea su expulsión", ha reconocido uno de los miembros de la dirección federal.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

También desde allí reconocen que ahora se trata de hacer el trabajo que no se hizo con carácter previo a la confección de la lista oficial a las tres diputaciones provinciales de la Comunidad Valenciana, siempre que exista voluntad por parte de los diputados rebeldes de desistir de su postura.

La crisis de las diputaciones, que durante tres días amenazó con extenderse a varias comarcas de Valencia y Alicante, han salpicado hasta la fecha a tres de ellas. Además de L'Alacantí se produjo una situación parecida, aunque fuentes del PSPV aseguran que por motivos diferentes, en la Vega Baja, donde el candidato oficial fue desbancado por uno alternativo. En Elda, (Vinalopó Mitjà) salió adelante la candidatura oficial pero hubo un plante de un sector del partido que no respaldó con sus votos la propuesta. La ejecutiva del PSPV abordará en su reunión de mañana las expulsiones en la Vega Baja, si los ediles no han entregado su acta entonces.

El alcalde de Finestrat, el socialista Miguel Llorca, expresó ayer su apoyo a la candidatura del edil de Callosa d'En Sarrià, Francesc Guardiola, como diputado provincial por la Marina Baixa. Llorca subrayó que acatará la disciplina del partido, pese a que inicialmente barajó la posibilidad de presentarse como alternativa a Guardiola.

Pla, de visita ayer en Alicante, se rodeó de los cargos institucionales del partido pero eludió las declaraciones.

Regístrate gratis para seguir leyendo

Sobre la firma

Cristina Vázquez

Periodista del diario EL PAÍS en la Comunitat Valenciana. Se ha ocupado a lo largo de su carrera profesional de la cobertura de información económica, política y local y el grueso de su trayectoria está ligada a EL PAÍS. Antes trabajó en la Agencia Efe y ha colaborado con otros medios de comunicación como RNE o la televisión valenciana À Punt.

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS