La toma de posesión reúne a los altos cargos institucionales

Francisco Camps juró ayer su cargo de presidente de la Generalitat arropado por representantes del Gobierno central, de su partido, de las instituciones y de los sectores sociales valencianos, además de su familia. Si el pasado miércoles, durante el debate de investidura, se echaron de menos algunas caras, ayer no faltó casi nadie, aunque hay que precisar que aquél era un pleno normal, para el que no se cursan invitaciones. En la tribuna de invitados del hemiciclo de las Cortes Valencianas destacaban Javier Arenas, ministro de Administraciones Públicas y secretario general del PP, y Eduardo Zaplana, ministro de Trabajo y Asuntos Sociales y presidente del PP valenciano, además de los secretarios de Estado de Comercio y Turismo, Juan Costa; de Seguridad Social, Gerardo Camps -nuevo consejero de Economía-, y de Organización Territorial, Gabriel Elorriaga.

El ya ex presidente de la Generalitat, José Luis Olivas, también ocupaba un lugar destacado en esa tribuna, donde también estaban los ex presidentes de las Cortes Marcela Miró y Antonio García Miralles. También acudió el portavoz popular en el Senado y nuevo consejero de Cultura y Educación, Esteban González Pons. No estaba, sin embargo, el ex presidente socialista de la Generalitat Joan Lerma, que sí acudió el miércoles.

Rectores y empresarios

Los rectores de las cinco universidades públicas valencianas, los presidentes del Consejo Jurídico Consultivo, del Consejo Económico y Social y del Consell Valencià de Cultura, los Síndics de Comptes y de Greuges, la presidenta de la Acadèmia Valenciana de la Llengua y el titular del Tribunal Superior de Justicia también acudieron. En representación de los empresarios estaban los presidentes de la CEV, de Coepa, de Feria Valencia, y de la Autoridad Portuaria de Valencia.

Tras jurar su cargo, Camps pronunció un breve discurso en el que reafirmó las ideas que ya lanzó el miércoles en su investidura y destacó que los pilares de su gestión serán "los intereses, las necesidades y las aspiraciones del pueblo valenciano". Volvió a plantear su compromiso de reformar e Estatuto de Autonomía e invitó de nuevo al diálogo a todas las fuerzas políticas, a las que emplazó a ser "protagonistas en la construcción ya constante de una Comunidad Valenciana próspera y dinámica".

En línea con lo que ya manifestaron el pasado miércoles, los portavoces de la oposición invitaron el nuevo presidente de la Generalitat a cumplir sus compromisos. El portavoz socialista, Joan Ignasi Pla, le pidió "concreción real" y le ofreció "colaboración sincera". Joan Ribó, de l'Entesa, emplazó a Camps a demostrar sus "planteamientos de centro".

* Este artículo apareció en la edición impresa del viernes, 20 de junio de 2003.

Archivado En:

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50