FÚTBOL | El cuarto crack de la era Florentino

La prensa inglesa aplaude la noticia

La marcha de Beckham ha provocado un torrente de informaciones en la prensa británica, tanto en los tabloides como en la llamada prensa seria. Aunque los medios destacan las buenas palabras con que se han despedido el jugador y el entrenador que hizo de él una estrella, sir Alex Ferguson, muchos creen que la operación supone una arriesgada apuesta de Fergie, un hombre que ama las carreras de caballos casi tanto como el fútbol.

Ferguson ha llegado a la conclusión de que la cabeza de Beckham estaba cada vez más lejos de Old Trafford y más cerca de sus negocios publicitarios y que el jugador ya sólo se entregaba de verdad en los partidos de Inglaterra. "La relación entre Beckham y Ferguson era casi como de padre e hijo. Pero el jugador creó un mundo para él solo que el entrenador ya no podía reconocer o aceptar", escribe Paul Hayward en The Telegraph.

Más información
Beckham da la vuelta al mundo

Bajo el indicativo título de Una victoria para Ferguson sobre el culto a lo individual, Hayward sostiene que "la mutación de Beckham de un hombre de la cantera de Fergie a una celebridad megamundial es un anatema para el hombre que planifica el United". Hayward coincide con muchos otros en que Beckham, a pesar de sus cualidades, no tiene una calidad comparable a la de Zidane, pero pronostica que "en Madrid adquirirá nuevas cualidades y pensará en términos más estratégicos cómo, cuándo y dónde mover la pelota". James Lawton hace un análisis parecido en The Independent, en cuyas páginas escribe que la llegada de Beckham al Madrid ha puesto igual de tensos a quienes creen que es un jugador de clase mundial y a quienes opinan que es un buen jugador elevado por la publicidad a fenómeno.

Los hinchas del United lamentan la marcha de Beckham pero se quejan sobre todo de lo poco que ha pagado por él el Madrid. La prensa advierte sobre lo que le espera en España, la presión de los hinchas, la "sofisticación táctica y técnica de la Liga".

"Ferguson ha hecho lo correcto", escribe Phil McNulty en la edición electrónica de la BBC, al desprenderse de un jugador "que está lejos de la estratosfera de clase mundial en la que se mueven sus compañeros Zidane y Ronaldo". The Sun cree buena su marcha tanto para el jugador como para el United, a quien pronostica una nueva era, como cuando, tras retirarse Cantona en 1997, logró la Liga de Campeones.

Regístrate gratis para seguir leyendo

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS