Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El paraíso de Ulrika Jonsson, en llamas

El pasado viernes 13 se convirtió en un auténtico viernes negro para la popular estrella sueca de la televisión británica Ulrika Jonsson, cuando su paradisíaca villa de verano en el archipiélago de Estocolmo, fue presa de las llamas. Por causas que se atribuyen a un fallo eléctrico, estalló el fuego en una de las dos casas adyacentes a la construcción central, dedicada a huéspedes. "Las llamas brotaron con tal virulencia que fue imposible evitar los daños, aunque pudimos lograr que no se expandieran a la construcción principal", declaró Torbjörn Christiansson, responsable de los trabajos de restauración que se llevan a cabo en la vivienda. Una conmocionada Ulrika declaró que el siniestro no modificará sus planes de boda con su prometido, el militar británico Lance Gerrard-Wright, de 35 años, que deberá celebrarse dentro de dos semanas en la iglesia de Värmdo, en las afueras de la capital sueca. Ulrika se enamoró de esta residencia, construida en el año 1700, ubicada en un lugar de sueño, el pasado invierno y pagó por ella casi 14 millones de coronas (1.450.000 euros). Asentada en un terreno de 65 000 metros cuadrados, la casa tiene playa propia y un entorno de bosques que protegerá a la actriz de las miradas indiscretas de los fotógrafos. Un paraíso de verano en el que Ulrika piensa que podrá desconectar de su agitada vida laboral y sentimental, que la colocan, a menudo, sin que ello parezca disgustarle demasiado, en el ojo del huracán de las informaciones de la prensa del corazón.-

* Este artículo apareció en la edición impresa del Lunes, 16 de junio de 2003