Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Shooglenifty, Altan, Sébestyén, Budiño y Hevia, en el cartel del 25º aniversario del festival de Ortigueira

El encuentro de música celta presenta para el mes de julio una programación ecléctica

Cuando en 1978 echaba a andar el Festival do Mundo Celta de Ortigueira, pocos imaginaban que esta pequeña villa del rincón noroccidental coruñés se convertiría en referente para los aficionados al celtismo de toda Europa. Ortigueira celebra este verano sus bodas de plata con uno de los mejores carteles de su historia, una conjunción de artistas nacionales y foráneos en la que destacan los nombres de los irlandeses Altan, los escoceses Shooglenifty, la húngara Márta Sébestyén, el pontevedrés Xosé Manuel Budiño y el asturiano José Ángel Hevia.

La edición que se desarrollará entre los días 11 y 13 del próximo mes de julio hace la número 19, ya que el festival estuvo suspendido entre los años 1988 y 1993 por problemas presupuestarios. Eran tiempos de crisis para una cita que, desde 2000 en adelante, ha optado por carteles de alto voltaje y que el verano pasado congregó a no menos de 70.000 personas frente al escenario principal.

La presencia de Altan, coincidiendo con el vigésimo aniversario de esta formación, garantiza la cuota de puridad céltica habitual en el enclave. La banda de la vocalista y violinista Mairéad ní Mhaonaigh supo sobreponerse al fallecimiento del flautista Frankie Kennedy y ha encadenado un puñado de álbumes muy notables; en particular, los dos más recientes, Another sky (2000) y The blue idol (2002).

Muy distinta, pero igualmente sugerente, será la propuesta que formulen los escoceses Shooglenifty, uno de los grupos más avanzados en la confluencia entre tradición celta y pálpitos electrónicos. Su hasta ahora última entrega, Solar shears, es un proyecto valiente, radical y controvertido, en el que resalta el trabajo del batería y percusionista James McIntosh.

La presencia internacional se completa con los bulliciosos escoceses Wolfstone o la telúrica banda sueco-finesa Hedningarna. También con la diva húngara Márta Sébestyén (junto a Alexander Balanescu) y la vertiginosa banda de metales Fanfare Çiocarlia, un grupo de gitanos rumanos que corrobora el creciente eclecticismo de los programadores de Ortigueira.

La representación gallega ha quedado conformada por el debú de SonDeSeu, las pandereteiras de Faltriqueira y el estreno del esperado tercer trabajo (aún sin título) de Xosé Manuel Budiño. Este gaitero de Moaña (Pontevedra) aprovechará, de hecho, parte del concierto para su inclusión en esta inminente entrega discográfica. Devoto confeso de Ortigueira, Budiño describe así la experiencia del escenario grande, frente a la bahía: "A uno se le queda cara de niño pequeño".

Otro gaitero, el asturiano José Ángel Hevia, también tendrá oportunidad de exponer los trepidantes argumentos de su muy reciente Étnico ma non troppo. Completan el cartel los sevillanos Rare Folk, una meritoria formación que el año pasado se impuso en el Escenario Runas, por el que desfilan jóvenes promesas del folk nacional.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 12 de junio de 2003